Valdés estima en US$1.500 millones el costo para el fisco por alza en cotización

Por
Foto: AgenciaUno (Archivo).
Valdés estima en US$1.500 millones el costo para el fisco por alza en cotización

 

 

Tras los anuncios hechos por la Presidenta Michelle Bachelet en cadena nacional este martes, los ministros de Hacienda y Trabajo, Rodrigo Valdés y Ximena RIncón explicaron algunos alcances de ellos.

 

“Tenemos cerca de 1,9 millones jubilados y el sistema se sostiene en 3 patas” dijo el ministro como introducción para señalar que el alza del 5% a 10 años a cargo del empleador y que irá a un fondo común, será el cuarto pilar.

 

“Este nuevo pilar lo hemos llamado ahorro colectivo solidario”, dijo el jefe de las finanzas públicas, quien no detalló como será la progresión de este incremento, ya que dijo que no está definido. Asimismo, sostuvo que la idea es que “los trabajadores de hoy puedan ayudar a pensionados de hoy. Esto lo hemos llamado solidaridad intergeneracional”. 

 

El ministro enfatizó que se trata de “un cambio mayor”, y que “esos 5 puntos porcentuales de cotización equivalen a un punto y medio del PIB y eso es más del doble del Pilar Solidario actual”.

 

Hoy el Pilar Solidario demanda un financiamiento equivalente a 0,7% del PIB, poco menos de US$ 1.800 millones. “Son montos relevantes, no son todos para ser gastados inmediatamente, porque son graduales, porque hay distintos mecanismos”, comentó, agregando que “tenemos que usar estos recursos cuidadosamente y velar por los incentivos que cada diseño produce. La distribución de fondos y los mecanismos de funcionamiento deben ser parte de las conversaciones de la construcción de un pacto”, agregó. 

En cuanto al impacto fiscal asociado al rol del Estado como empleador, señaló que en régimen equivale a 0,5% del PIB (en torno a US$ 1.500 millones), lo que incluye el efecto de un alza de 50% en el actual tope imponible para las cotizaciones previsionales. “En la medida que los salarios reales van subiendo en una economía, es normal que el tope imponible vaya subiendo”, comentó.

 

Ambos secretarios de Estado subrayaron que estas propuestas serán sometidas a un diálogo con todos los sectores involucrados. La ministra Rincón dijo que se está trabajando en la agenda de la Presidenta, pero se convocarán “a presidentes de todos los partidos, representantes trabajadores y empresarios, del mundo social y académico tenemos qiue entrar a consensuar a una discuisión qiue postenriormente se hará en el Parlamento”. En ese sentido, añadió que “no es posible entrar en un debate en que cada uno intente imponer su postura”.

 

En cuanto a los cambios regulatorios a las AFP, Valdés precisó que también se implementarán medidas para introducir más competencia y para reducir y transparentar los costos de administración del sistema.

 

Advirtió que “las pérdidas en los fondos de los trabajadores no puede ser un negocio para nadie”, por lo que se busca que cuando los fondos de un afiliado tengan rentabilidad negativa, las administradoras devuelvan en su cuenta las comisiones cobradas durante ese tiempo. “Lo que necesitamos es alinear mejor los incentivos de los que administran los fondos con su rendimiento, y hay distintos mecanismos para esto”, sostuvo.

Agregó que también se avanzará en incorporar representantes elegidos por los cotizantes en la administración de los fondos, modificar la regulación de las comisiones de intermediación y ocupar las licitaciones de carteras de afiliados para bajar las comisiones y mejorar los servicios a los cotizantes. “Hay muchas maneras de aumentar la competencia vía licitación. Una, por ejemplo, es ligar mejor lo que se cobra versus lo licitado, que no sean dos paquetes completamente separados (…) El sistema de licitación ha dado muy buenos resultados, no le tengamos miedo a profundizarlo”, afirmó.

 

 

 

“Impuesto al trabajo”

 

Algunos especialistas han mencionado que este incremento de la cotización a cargo del empleador podría significar un “impuesto al trabajo”, encariendo la contratación y perjudicaría a los trabajadores.

 

Al respecto, el ministro Valdés recordó que en el actual seguro de cesantía también aportan los empleadores. “Yo prefiero ser preciso en que impuesto va a arcas fiscales y se gasta en lo que el Estado decide en un sistema democrático”, sostuvo.

 

En tanto Rincón señaló que “en materia de pensiones se había retirado el empleador y ahora se está reponiendo (…) todos tenemos qiue hacer un esfuerzo”.

 

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo