Neil Gorsuch, el joven y conservador juez nominado a la Corte Suprema

El nominado de Trump ocupará la vacante que dejó el magistrado ultra conservador Antonin Scalia, quien falleció a sus 79 años en febrero del año pasado, dejando al tribunal con apenas ocho togados.

Por Javiera Ortiz

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, nominó al juez de 49 años Neil Gorsuch para integrar la Suprema Corte, inclinando la balanza del tribunal en favor de los conservadores.

"El juez Gorsuch posee un intelecto soberbio, una educación legal sin paralelo y el compromiso con la interpretación de la Constitución de acuerdo al texto. Será un juez increíble para la Suprema Corte tan pronto sea confirmado por el Senado", apuntó el presidente.

Gorsuch, quien se desempeñaba como juez de un tribunal federal de Apelaciones en Denver, expresó luego de la nominación que "respeto el hecho de que en nuestro orden legal es el Congreso y no las cortes el que escribe las leyes. El papel de los jueces aplicar la ley, no alterarla".

Esta es la primera propuesta de Trump para reformar el más alto tribunal. Este anuncio presagia una dura batalla política en el congreso: los demócratas en el Senado todavía se encuentran molestos por la negativa de los republicanos para confirmar al candidato del presidente Barack Obama, el juez Merrick Garland, razón por la que han prometido una dura resistencia para ratificar a Gorsuch.

AFP

¿Quién es el futuro 9 de la Corte?

Gorsuch nació en Colorado en 1967 y fue compañero de Obama en la Facultad de Derecho de Harvard. Es conocido por la buena redacción de sus decisiones, que habitualmente son conservadoras.

Con un doctorado en la Universidad de Oxford, fue asistente de los jueces Byron White y  Anthony Kennedy de la Corte Suprema de Justicia. En 2006, el presidente George Bush lo nominó al tribunal federal de Denver.

En un caso en 2013, Gorsuch confirmó la decisión de un tribunal menor donde se aprobaba el hecho de que un policía se protegiera bajo la ley de inmunidad calificada después de usar un arma de aturdimiento contra un estudiante de 22 años que murió a causa del incidente.

Hobby Lobby

En tanto, mientras era el juez del 10º Circuito, Gorsuch se unió a los grupos que desafiaron con éxito los requisitos de la administración de Barack Obama para que los empleadores proporcionaran un seguro de salud que incluya los métodos anticonceptivos a sus trabajadoras,  en el famoso caso Hobby Lobby Stores vs. Sebelius. En el juicio invocó objeciones religiosas para apoyar su decisión.

Esta oposición al Obamacare podría haber conquistado a Trump, quien prometió derogarla y tras tomar posesión el pasado 20 de enero se apresuró a firmar una orden ejecutiva para debilitar la reforma sanitaria.

Sus credenciales conservadoras de Gorsuch no están en duda. Si bien el juez nunca se ha pronunciado sobre el aborto y se espera que no ponga en tela de juicio decisiones de alto perfil sobre ese tema o el matrimonio homosexual, sin embargo, algunas de sus sentencias anteriores dejan entre ver su alto carácter conservador.

Al igual que el fallecido juez, Gorsuch sigue la corriente del “originalismo o textualismo”, una doctrina judicial que sostiene que la Constitución debe interpretarse como lo harían sus autores del siglo XVIII, los Padres Fundadores, y no de acuerdo al contexto social actual.

En este sentido, la nominación de Trump se condice con varias de sus declaraciones, “Soy pro-vida (en contra del aborto) y los jueces también lo serán”.

La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos tomó este lunes la trascendente decisión de confirmar el derecho de las mujeres a hacerse un aborto, después de que un creciente número de estados tomara medidas para restringir la interrupción voluntaria del embarazo. AFP

 

Las reacciones y la esperada ratificación

Los demócratas rechazaron las invitaciones de Trump para asistir a la ceremonia del anuncio en la Casa Blanca y parecían poco satisfechos con la elección del presidente. El senador Chuck Schumer de Nueva York, líder demócrata, expresó que estaba listo para bloquear a cualquier candidato que considere ajeno a las corrientes políticas tradicionales, una postura que podría provocar un enfrentamiento en el Senado, ya que Trump está instando a los republicanos para que cambien la orientación de las medidas de corte demócrata.

Para ser confirmado, Gorsuch necesitará obtener el apoyo de ocho demócratas que se unan a los 52 republicanos del Senado. Sin embargo, los grupos progresistas ya se han manifestado frente a la corte, anticipando su crítica al candidato.

Miembros del Congreso se unieron a refugiados, inmigrantes y miembros de la comunidad de Washington para protestar contra la reciente orden ejecutiva del gobierno de Trump que prohibe inmigrantes de siete países predominantemente musulmanes. AFP

“Los activistas dejarán en claro que el senado no puede confirmar a un candidato que simplemente será un sello para los esfuerzos anticonstitucionales del presidente Trump que traicionan los valores estadounidenses”, expresaron a través de un comunicado diversas organizaciones como People for the American Way, Leadership Conference on Civil and Human Rights y Naral Pro-Choice America.

Los grupos conservadores también planean acciones para defender al candidato de Trump. A pocos minutos del anuncio del presidente, los organizadores anunciaron que iban a comenzar la primera fase de una campaña de publicidad televisiva de 10 millones de dólares en apoyo al candidato, así como un sitio web que promoverá al nominado de Trump.

Más de 50 grupos respaldaron el esfuerzo, incluidos los que defienden el derecho al porte de armas y los activistas contra el aborto.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo