App Antonia: La tecnología como arma contra la violencia hacia la mujer

En febrero la Fundación Antonia lanzó una aplicación chilena para móviles, que permite avisar a una red de apoyo y grabar una nota de voz a modo de prueba legal.

Por Rocío Contreras

Hace poco más de un año Antonia Garros (23), murió luego de lanzarse del departamento de su ex pololo en el piso 13, en la ciudad de Concepción y hoy existe la app Antonia para ayudar a otras mujeres.

La madre de la joven, Consuelo Hermosilla, no ha desistido en su lucha para lograr la aprobación de la Ley Antonia, que busca incluir en la figura de femicidio los asesinatos o suicidios ocurridos en contextos de pololeo.

“Para mí este año ha sido muy duro. He trabajado casi sin parar para que ninguna mamá o papá, hermana, amiga, se queden sin un ser querido. Siento que mi hija hoy está donde nadie la puede dañar y no cambiaría ni un segundo su dolor por aliviar el mío”, dice.

Mientras la Ley Antonia ese encuentra en su primer trámite en el congreso, su madre ha conseguido pequeños logros en memoria de su hija, que podrán beneficiar en alguna medida a otras mujeres víctimas de agresiones físicas y psicológicas.

En febrero de 2018, durante la conmemoración de su fallecimiento, su madre, Consuelo Hermosilla, a través de la Fundación que creó en homenaje a la joven, dia a conocer la app Antonia.

El mismo día en que la Cámara de Diputados de Chile, reconoció el 7 de febrero como el Día Nacional contra la Violencia en el Pololeo y la misma semana, en que se revocó el sobreseimiento del caso que indaga la muerte de la joven.

App-Antonia Agencia Uno

¿Cómo funciona la app Antonia?

La app es gratuita y ya cuenta con más de 1.500 descargas, opera como una alarma para que mujeres que sean víctimas de violencia puedan alertar a sus conocidos de un ataque. Por ahora sólo está disponible para Android y el 28 de marzo se liberará en iOS.

En México funciona la app “Vive Segura” desde 2016 y en India se incorporó un botón de pánico en los smartphone. “En otros países hay programas parecidos, por los índices de violencia que se dan, lo que deja en evidencia que el tema depende mucho de las políticas de estado y usar la tecnología para atacarlo es clave”, dice Consuelo.

La aplicación es sencilla e intuitiva, cuenta dos botones, uno de “¡Ayuda!” y otro para “Salir”. Al presionar el botón, se envía un mensaje a la red de contactos previamente configurada, avisa la geolocalización y al mismo tiempo graba un audio que eventualmente puede ser útil como prueba legal.

Esta tecnología fue ideada por la psicóloga Claudia Baros, quien decidió donarla a la Fundación y Pedro Barrera, cofundador de Kubik, se encargó de desarrollarla y tomó personalmente el proyecto para contribuir a la seguridad de las niñas y mujeres. “Lo más innovador de la app es que emite una alerta push a los cercanos y graba el sonido ambiente de la situación”, dice Barrera.

Al emitir el mensaje de aviso, la aplicación registra un audio de hasta una hora que no puede ser borrado. “Queríamos crear una aplicación simple, masiva, para que pueda usarla cualquier persona”, dice.

En memoria de Antonia

La lucha de Consuelo no decae. Entre sus próximos planes se encuentra insistir en la importancia de legislar entorno a la inducción al suicidio y a ayudar a otras mujeres a salir del círculo de la violencia.

Sobre el estado de la Ley Antonia, Consuelo confiesa que se sintió apoyada al principio, pero que ahora ya no. “Esperaré encontrar al senador/a adecuado, para que trabaje junto a nosotros y no sea un proyecto más durmiendo en el Congreso”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo