¿Quiebre en el paraíso Trump? Melania "odia ver" familias separadas en la frontera de EEUU

Esta es la segunda vez que la primera dama da un golpe al presidente estadounidense a través de mensajes emitidos por su portavoz

Por Francisca Herrera

En medio de la campaña de tolerancia cero contra la inmigración del gobierno de Donald Trump, la primera dama, Melania Trump, arremete con todo y señala que "odia ver a los niños separados de sus familias".

Melania, que ha tendido a mantenerse al margen de las controversias políticas, se pronunció sobre este delicado tema. Su portavoz dijo que la señora Trump considera que “necesitamos ser un país que respete todas las leyes”, pero también uno que “gobierne con el corazón”.

“La señora Trump odia ver que los niños sean separados de sus familias y confía en que demócratas y republicanos puedan unirse finalmente para lograr una reforma exitosa a las leyes de inmigración”, afirmo la portavoz Stephanie Grisham.

Esta es la segunda vez que la primera dama da un golpe al presidente estadounidense a través de su portavoz. A inicios de junio Grisham salió a desmentir la versión entregada por el abogado del mandatario, Rudolph Giuliani, quien afirmó que ella "cree en su marido" respecto a la acusación de la estrella porno Stormy Daniels.

Defensa de la Casa Blanca

Ante lo que se puede considerar un nuevo indicio de quiebre en el paraíso Trump y un fuerte golpe de su propia esposa, una alta asesora de la Casa Blanca trató el domingo de librar de responsabilidad al gobierno por la separación de niños migrantes y tratar de culpar a los demócratas.

"A nadie le gusta" la separación de las familias, dijo Kellyanne Conway, consejera del presidente.

Conway echó la culpa a los demócratas, al afirmar que si hablan en serio sobre reformar el sistema, "se unirán y tratarán de corregir estos resquicios y obtendremos una verdadera reforma migratoria".

 

Casi dos mil niños fueron separados a la fuerza de sus padres en un periodo de seis semanas en abril y mayo, después de que el secretario de Justicia Jeff Sessions anunció una nueva política de "tolerancia cero" que refiere a la fiscalía todos los casos de ingreso ilegal al país para que les presenten cargos penales.

De acuerdo con el protocolo de leyes estadounidenses, los niños no pueden ser detenidos con sus padres porque a los menores no se les ha presentado ningún cargo penal, pero a sus padres sí.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo