logo
Noticias
/ Agencia Uno / Agencia Uno
Noticias 22/02/2021

La tecnología de punta que se está utilizando en la desesperada búsqueda de Tomás Bravo

El menor de 3 años Tomás Bravo es buscado por la FACh y la Armada con imágenes satelitales, láser, cámaras térmicas durante día y noche.

Pese al correr de las horas los trabajos de búsqueda del pequeño de 3 años Tomás Bravo Riquelme, desaparecido hace cinco días en el sector rural de Caripilún, en la provincia de Arauco, región del Biobío, continúan incesantemente y el ánimo está lejos de decaer.

Desde el pasado jueves, un día después de la desaparición del menor y del inicio de la búsqueda por parte del Cuerpo de Bomberos de Lebu, también se unieron a las funciones personal de la Policía de Investigaciones, la Fuerza Áerea de Chile y la Armada.

Y fueron precisamente estas dos últimas, las que han aportado una tecnología de punta a los trabajos de búsqueda, cuyo único fin es dar con el paradero del menor extraviado, quien fue visto por última vez el pasado miércoles cuando junto a su tío abuelo salió a caminar por el sector a guardar un ganado.

Carabineros sigue trabajando con drones en la zona – Agencia Uno

Imágenes láser para dar con Tomás

Si bien en las últimas jornadas se han sumado nuevos voluntarios y equipos especialistas, fue el propio intendente de la Región del Biobío, Patricio Kuhn, quien entregó más detalles de la llegada de recursos de última tecnología para la búsqueda de Tomás.

Durante la jornada se tomaron imágenes satelitales, además del uso de aviones tripulados y no tripulados con imágenes y láser de alta resolución y también el uso del avión del Servicio Aéreo Fotogramétrico, el que entregarán imágenes especiales que van a complementar el trabajo terrestre.

“El avión tiene unos equipos de fotografías que permiten una exactitud de hasta 10 centímetros y eso es un gran aporte al esfuerzo de búsqueda”, declaró el jefe de zona de catástrofe y Contraalmirante, Jorge Parga.

“Se pueden detectar imágenes de distinto tipo pero también hay imágenes térmicas que pueden indicar la presencia de seres vivos, y eso es tremendamente importante cuando las condiciones geográficas lo impiden detectar por otros medios”.

El tío abuelo de Tomás, la última persona que lo vio con vida, de morado junto a equipos de búsqueda – Agencia Uno.

Trabajo nocturno con cámaras térmicas

A 96 horas del extravío del menor, la Armada comenzó con el trabajo de búsqueda nocturna, “con elementos de alta tecnología que permiten la visión nocturna y cámaras térmicas que por contraste de temperatura permiten detectar seres vivos”, según indicó Parga.

De acuerdo a lo indicado por Parga, el objetivo es que estas herramientas puedan determinar áreas de búsqueda más certeras. Los efectivos “tienen una expertiz que no es la de buscar personas en sectores como este, pero sí con sus capacidades tienen todos los elementos y herramientas para aportar”, señaló.