logo
Nacional
/ Agencia Uno
Nacional 02/03/2021

Tribunal rechaza prisión preventiva y tío abuelo de Tomás podría quedar en libertad

El tío abuelo de Tomás fue formalizado por homicidio calificado y se le responsabilizó de haber movido el cuerpo del niño tras su muerte.

Por : Angélica Baeza y Catalina Batarce

En una larga audiencia de formalización el tribunal no otorgó la prisión preventiva de Jorge Escobar Escobar, tío abuelo de Tomás, a quien la Fiscalía le imputó el delito de homicidio calificado por la muerte del pequeño de tres años.

El fiscal José Ruíz solicitó la medida cautelar, basándose en la peligrosidad del imputado, y contra quien se entregaron distintos argumentos, que de acuerdo al Ministerio Público, lo catalogan en el lugar de los hechos y como autor del homicidio del niño.

No obstante, la jueza Perla Roa indicó que “teniendo como fundamento el contenido del aludido peritaje, no es posible tener por acreditado una acción homicida en los términos estrictos de la formalización. Tampoco es posible extraer una conclusión científicamente confiable sobre las características del sitio del suceso y el estado de cuerpo del menor. Finalmente, también es posible señalar que no se incorporó por parte de Ministerio Público ni explicó, lo relativo al elemento contundente tipo elástico que habría sido usado para producir asfixia”.

De inmediato la Fiscalía anunció la apelación a la decisión del tribunal, por lo que Escobar seguirá detenido hasta que la Corte se pronuncie al respecto.

En cuanto al plazo de investigación, el tribunal otorgó seis meses de investigación.

Al iniciar la audiencia, el persecutor dio a conocer que Tomás falleció por asfixia, debido a la colocación en su boca de un elemento contundente elástico.

Las acusaciones contra Jorge Escobar

La Fiscalía indicó que en la reacción emocional del imputado, se destaca la indiferencia afectiva durante las entrevistas y resulta no esperable dado el rol de adulto responsable.

Además, el informe sicológico hechos por personal de la PDI, arroja ausencia de sentimientos de culpa.

Por otro lado, el fiscal entregó una serie de antecedentes respecto a la vida sexual de Escobar, que incluso la defensa luego puso en duda su pertinencia.

Dentro de esto se indicó que el imputado se encuentra separado de su cónyuge hace 15 años, y que tras este hecho, no ha mantenido relaciones sentimentales.

Ortíz precisa que el término de la relación de Escobar se dio por problemas sexuales, y que durante el tiempo actual “el imputado ha mantenido conductas masturbatorias las que efectúa incluso en el lugar del extravío”.

Se hizo mención además a inconsistencias en los horarios, respecto al momento en que perdió de vista al niño y en el que da aviso de este suceso.

El percutor además argumentó que en el dormitorio de Escobar se encontró un mapa hecho por él mismo, donde está la zona en la que Tomás se perdió.

El momento de la defensa

Citando el informe elaborado por la PDI, que es de fecha 1 de marzo, uno de los defensores aseveró: “No existe elementos de juicio que nos permitan imputar responsabilidad en el hecho investigado y tampoco se ha determinado fehacientemente las circunstancias de cómo el menor llegó al sitio del hallazgo”. 

El mencionado documento, como aseveró, fue elaborado por profesionales del departamento de criminalística de la entidad, en base a testimonio y al pre informe elaborado por el Servicio Médico Legal. 

Asimismo, hicieron presente los alcances de ese último. Como leyó el jurista, el SML determinó, “de la exploración” que hay “ausencia de signos macroscópicos de trauma y signos de lucha o defensa”. El cuerpo del pequeño, según indicaron, indica “presencia de sutiles signos de edema cereal y pulmonar, compatibles con hipoxia”.

Tomás fue trasladado

Por otro lado, se explicó que el niño no falleció en el lugar que fue encontrado su cuerpo, sino que fue movido de un lado a otro.

De acuerdo al percutor, hubo maniobras de traslado que ocurrieron en dos etapas. “Se trasladó el cuerpo de un punto indeterminado que no fue visto en la búsqueda, y al otro donde se encontró el niño finalmente”, dijo Ortíz.

Este cambio de ubicación se hizo a través de la vegetación, matorrales “y fue poco prolijo, apresurado (…) el imputado debió cargar a Tomás en sus brazos, y posee conocimiento previo al entorno y buen dominio del lugar”.

Según el relato del fiscal, el imputado llevó al niño en brazos, con la cabeza hacia su pecho, por eso se provocaron las distintas lesiones en el cuerpo de Tomás.