logo
Noticias
 /
Noticias 12/04/2021

La ONU se suma al FMI y pide impuestos para los ricos que se beneficiaron durante la pandemia

Secretario general, Antonio Guterres, dijo que debería establecerse un gravamen para reducir las desigualdades generadas ante la irrupción del covid-19.

En la misma línea del Fondo Monetario Internacional (FMI), que la semana pasada se manifestó en favor de aplicar una carga impositiva a las mayores riquezas del mundo para ir en ayuda de la economía global, este lunes el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió a todos los gobiernos que establezcan un impuesto para los ricos que se han beneficiado económicamente durante la pandemia con la finalidad de reducir las desigualdades.

Guterres incorporó la petición en el marco de su discurso de apertura en el foro sobre finaciamiento del desarrollo, donde argumentó que “los últimos informes indican que ha habido un aumento de cinco billones de dólares en la riqueza de los más ricos del mundo en el pasado año”.

El jefe de las Naciones Unidas pidió apurar esta medida en cada país, considerando que “un impuesto de solidaridad o sobre la riqueza para aquellos que se han beneficiado durante la pandemia, serviría para reducir las desigualdades extremas” que se han generado ante las extensas cuarentenas y la poca movilidad que han impedido a gran parte de la población mundial generar ingresos para subsistir.

Para Gutierres este nuevo importe sería un “gran alivio para responder a la crisis de deuda”, ofreciendo a los países que lo necesitan suspensiones, alivio o liquidez.

Según el líder de la ONU, tamnbién se necesita ir más allá de estas acciones de alivio inmediato y reformar toda la arquitectura de deuda internacional para acabar con “los mortales ciclos” de deuda, crisis y “décadas perdidas”. “Incluso en 2019, antes de la pandemia, 25 países gastaban más en pagos de deuda que en educación, sanidad y protección social juntas. Ahora hay muchos gobiernos que se enfrentan a la decisión imposible entre cumplir con esos compromisos y salvar vidas”.

“Debemos invertir en las personas. Necesitamos un nuevo contrato social, basado en la solidaridad, e inversiones en educación, trabajos decentes y verdes, protección social y sistemas sanitarios. Esta es la base para un desarrollo sostenible e inclusivo”, subrayó.