logo
Noticias
 /
Noticias 12/04/2021

RN juega su última ficha para convencer al Gobierno del tercer retiro: reintegro voluntario

Catalina Del Real, Paulina Núñez y Camilo Morán presionan al Gobierno a cambiar de estrategia y apoyar el tercer retiro del 10%.

Mañana martes será una jornada clave para el futuro del tercer retiro del 10% de las AFP. La Comisión de Constitución de la Cámara votará en particular la medida y zanjará, en definitiva, cómo quedará configurada la propuesta que se votaría en Sala el jueves de esta semana.

Ante ello, y con la amenaza del requerimiento que presentaría el Gobierno en el TC para que la moción no vea la luz, tres parlamentarios de RN jugarán su última carta para intentar convencer a La Moneda de apoyar la medida.

Catalina del Real, Paulina Núñez y Camilo Morán ingresarán tres indicaciones que sumarían mecanismos de reintegración voluntaria de los fondos. Una de ellas es que las personas, por un período determinado, coticen al 11% de su sueldo bruto y no al 10%. Otra -que ya viene en la reforma previsional del Ejecutivo- es que las personas coticen un año adicional al retiro programado. Es decir, mujeres a los 61 años y hombres a los 66 años y que por ese año adicional reciban un bono.

Del Real explicó que el sentido de estas indicaciones es avanzar y aprobar la iniciativa con mejoras: “hoy, no sólo las personas más vulnerables lo están pasando mal por la pandemia y las cuarentenas, sino también la gran mayoría de la clase media, incluso de las comunas más acomodadas. Ellos no aplican para ayudas del Estado y el 10% es la única alternativa que les queda”.

En el mismo tono, Morán indicó que con esto también quieren darle una “señal” al Gobierno: “No bloqueen el proyecto, no cometa el error político de llevarlo al TC. Si la preocupación son las futuras pensiones, acá estamos dando una opción de reintegro voluntario”.

Desde la oposición, en tanto, Matías Walker (DC) y Marco Ilabaca (PS), presentaron hoy una indicación que tiene por objeto evitar que el proyecto llegue al TC. En concreto, buscan incorporar dos modificaciones, una permanente y otra transitoria, que establezcan que es el Congreso el que tiene la iniciativa exclusiva en materia de retiros.

De esta forma, y considerando que se estipula que dichos retiros pueden realizar cuando exista un Estado de Catástrofe o Constitucional, se facilitarían eventuales futuros retiros.