logo
Nacional
 /
Nacional 13/05/2021

Tendencia sostenible le da respiro a los emprendimientos chilenos en tiempos de pandemia

No sólo las grandes tiendas participan en la reutilización de materiales para sus prendas, sino que un grupo de emprendedores nacionales también buscan su espacio.

En tiempos de incertidumbre económica por los efectos de la pandemia de coronavirus, no pocos emprendedores nacionales han visto en el mercado de la venta online y por catálogo de prendas de vestir una forma de enfrentar los estragos que no sólo ha provocado en la salud de los chilenos el covid-19, sino que en las economías de baja escala entre los ciudadanos nacionales. Y en ese contexto, la reutilización de materiales se ha instalado no sólo como una moda sino como parte de una necesidad de mejorar las condiciones ambientales del país.

Si ya la iniciativa lanzada hace un tiempo por la ONG FIMA y la Fundación Friedrich para que los candidatos a alcaldes que resulten ganadores en las próximas elecciones se comprometan con iniciativas que mejoren la calidad de vida, en el mundo de los emprendimientos ya hay jóvenes que se la jugaron por modelos de negocios que reemplacen a los productos desechables.

Uno de esos esfuerzos lo hace Cristián Castañeda, uno de los tres socios de Not Fashion, empresa especializada en la creación de prendas hechas de materiales sustentables, que trata de abrirse paso en tiempos de pandemia junto a los gigantes del retail, que ya han consolidado en el país una oferta de vestuario en base a material reutilizable .

El sitio de venta online de este emprendimiento maneja un concepto que enfatiza en la utilidad de lo clásico y sostenible. Es ropa hecha en Estados Unidos y los materiales que dan forma a sus prendas van desde el bambú, algodón orgánico, RPET y plástico reciclado, en la línea de aportar al medio ambiente prendas que no generen residuos que provoquen una mayor contaminación.

“El slow fashion a un precio accesible es la tendencia que empieza a ganar espacio. El consumidor nota la importancia de cuidar el medio ambiente y, a la vez, comprar prendas con la garantía de que puede ser de una duración prolongada. Además, la practicidad de este tipo de moda, combinable con todo y sencilla en términos de colores, le dan un valor agregado a esta compra”, señala Castañeda, quien apuesta por las ventas online y el despacho a domicilio en todo Chile.