logo
Noticias
/ Captura / Captura
Noticias 14/05/2021

El relato del abogado que envenenó a mujer en Quilpué: noche de whisky y la aparición de una extraña secta

En su declaración a la PDI, Ricardo González Latorre se refirió a la última vez que compartió con la víctima, quien supuestamente pertenecía un grupo esotérico.

Luego de que la Corte de Apelaciones de Valparaíso decretara la prisión preventiva para Ricardo González Latorre, el abogado acusado de haber envenenado a una mujer en Quilpué con etanol, con el afán de cobrar un seguro de vida por $110 millones, en las últimas horas se dio a conocer parte del testimonio que el imputado dio a la PDI.

Sus declaraciones fueron reveladas por radio Bío Bío, y corresponden al 20 de mayo del 2020 cuando fue interrogado por funcionarios de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de la PDI. Allí, comenzó diciendo que “por respeto” a Natalia Véliz aún no cobraba el seguro que había contratado la víctima.

En el relato, el imputado aseguró que con la víctima eran “amigos y cercanos”, que nunca tuvieron una relación sentimental, y que la conoció en 2013 en Copiapó aunque la dejó de ver “por diversas circunstancias”, y que en 2017 se la reencontró en la ciudad de Quilpué.

Respecto al último día que estuvieron juntos, González Latorre indicó que “la pasé a buscar en las cercanías de su casa. Ahí decidimos ir a un restaurante para luego ir al sector del Tranque Recreo, mientras nos dirigíamos a ese lugar pasamos a comprar alcohol y bebida a una botillería (…) ubicada en la calle Marga Marga, una botella de Whisky con Sprite, una Coca-Cola, hielo y dos vasos”.

El acusado declaró que mientras estuvieron juntos en el auto, bebieron “alcohol con bebida” y que “ella sujetaba los vasos y todo lo que bebíamos estuvo a la vista de ambos“.

“Lo que habíamos tomado nos estaba haciendo efecto, por lo que mi intención era de ir a dejarla, sin embargo en un momento, ella me pidió que la abrazara a lo cual yo, para no tener inconvenientes, ya que Natalia tenía pololo y sumado a que no me llamaba la relación de tipo sentimental más que como amiga, me negué a hacerlo lo que hizo que se molestara, pidiendo que la llevara del lugar”, indicó.

En la declaración, el abogado consigna que trasladó a la mujer a su domicilio donde supuestamente estaba el pololo de la víctima. Ella se habría bajado molesta del auto, por lo que lo bloqueó en WhatsApp y luego le habló al día siguiente a eso de las 19:00 horas.

Ahí fue cuando la víctima le consultó a González “qué tenía el trago que habíamos tomado, ya que no se sentía bien, le indiqué que habíamos tomado lo mismo, que ella vio en todo momento lo que le serví”.

“Pasado ese día, siendo las 21:00 horas me contactó una amiga, quien me contó que Natalia estaba hospitalizada en el hospital de Quilpué, por lo que necesitaban averiguar si consumió algo que le pudo provocar el agravamiento. Yo le comenté lo que había hecho con Natalia, lo que bebimos y dónde estuvimos, que no había notado nada extraño, por lo que eso me preocupó”.

Abogado apunta a secta

En su relato, y cuando fue consultado sobre si Natalia Véliz consumía drogas, el sospechoso entregó un extraño relato sobre una supuesta secta a la pertenecía la mujer en Valparaíso.

“Puedo manifestar que Natalia estaba ligada al tema esotérico, pertenecía a una agrupación que se hacía llamar Uica de Valparaíso (…) con la que Natalia hacía reuniones de tipo rituales, donde preparaban pociones o ungüentos, los que contenían éter y otras sustancias similares que efectuaban en el sector del Tranque Recreo”, señaló González Latorre.

Dicha existencia de la secta nunca se pudo comprobar. La víctima ingresó a urgencias del Hospital de Quilpué el 30 de junio de 2018 y finalmente murió el 7 de julio, donde se estableció que murió a causa de un edema pulmonar agudo.

El abogado sigue en prisión preventiva.