Nacional

Bolsa de Santiago abre con su peor caída desde el inicio de la pandemia y pierde todas las ganancias de este año

Entre las mayores pérdidas se cuentan los papeles del Banco de Chile y compañías de servicios básicos, como Aguas Andinas y Enel Chile.

Un desplome de un 9,6% tuvo este lunes en su apertura la Bolsa de Santiago se desplomó tras los históricos resultados de las elecciones de este fin de semana y el que los chilenos castigaron a los partidos tradicionales y decidieron que la nueva Constitución la redacte una convención constituyente muy diversa, con gran presencia de independientes de izquierda.

El IPSA, principal índice bursátil chileno y que reúne a las 30 mayores empresas que cotizan en bolsa, sufrió de esta forma su peor caída desde marzo del año pasado, cuando inició la pandemia en Chile y se decretó el cierre de fronteras.

Por su parte, las mayores bajas se dieron en las empresas de servicios básicos y acciones como las de las compañías de Aguas Andinas, Enel Chile y Banco de Chile, sufrieron brutales desplomes que superaron con largueza al 10 por ciento en el valor de sus papeles.

La debacle bursátil

En análisis de la agencia Efe, la «derecha oficialista -más partidaria de mantener el mismo modelo económico, con un Estado secundario en la provisión de servicios básicos- es la gran perdedora al no conseguir el tercio de los 155 escaños que necesitaba para influir en la redacción del nuevo texto» que reemplazará a la vigente carta fundamental, «vigente desde la dictadura».

Este nuevo escenario es que el tomó en consideración esta mañana el mercado cambiario, que amaneció con un dejo de pesimismo ante un proceso constituyente que contará con mayoría de votos de independientes de izquierda, más que los tradicionales partidos de la centroderecha, con un dólar que abrió $22 más apreciado que el peso chileno ($722), el mayor salto del dólar desde noviembre de 2019, cuando el país estaba en medio de la peor ola de protestas por el estallido social tras el regreso a la democracia, en 1990.

Según los registros de la estadounidense Bloomberg, esta baja convirtió a la Bolsa de Santiago en la que experimentó la mayor baja de acciones a nivel mundial, justo un día después del resultado de las elecciones. «En juego están las mismísimas reglas económicas que han impulsado años de crecimiento sostenido a la vez que alimentaban descontento social y desigualdades», asegura la asesora bursátil.

Por su parte, el banco de inversión JP Morgan, que ya la semana pasada había dado cuenta de los posibles movimientos que podían darse en el mercado accionario tras los resultados de las elecciones, aseguró hoy que «el castigo a la política tradicional, la heterogeneidad de los independientes y la extrema izquierda sobre los moderados sugieren un régimen de mayor incertidumbre en el futuro».

«Si bien los independientes son la primera minoría, la naturaleza de un bloque tan heterogéneo hace que sea difícil tener una idea clara de cómo esos votos interactuarán con las diferentes coaliciones políticas orgánicas», argumentó el banco.

«Es un resultado que el mercado lo va a tomar negativo, que abre grandes incertidumbres de cómo se van a construir las mayorías dentro de la Convención», puntualizó en el diario Financiero, Gutenberg Martínez, director de Quest Capital.

Tags

Lo Último


Te recomendamos