logo
Noticias
/  /
Noticias 04/07/2021

Nombramiento entre gritos, pifias, aplausos, gestos y banderas: una sesión poco solemne y convencional

La ceremonia tuvo un gran simbolismo cívico en el nombramiento oficial de los convencionales constituyentes, pero la solemnidad fue relativa, con reacciones dispares mientras se pronunciaban los nombres de los 155 representantes.

La sesión de instalación de la Convención Constitucional fue histórica para nuestro país en el ámbito cívico. El nombramiento oficial de los 155 convencionales se realizó luego de un largo retraso en el exCongreso Nacional. Entre discusiones e incidentes en el exterior, la ceremonia tuvo un desarrollo muy lejano a la solemendad clásica.

La conducción no fue fácil para a secretaria Carmen Gloria Valladares. La funcionaria del Tricel, a pesar de cierto desorden por el alto número de integrantes de la Convención, logró conducir correctamente la reunión.

Fue nombrando uno por uno a los 155 integrantes, con sus dos nombres y apellidos de su correspondiente identificación.

En esa enumeración lenta y demorosa se produjeron diversas reacciones, que partieron tímidamente y se fueron agudizando a medida que avanzaba la lista.

Y las reacciones fueron tan diversas como la propia integración de la Convención Constitucional. Por ejemplo, los representantes del pueblo mapuche celebraron con gritos y vítores el nombramiento de sus respetcivos convencionales.

En otros casos, aparecieron algunos aplausos de los convencionales pertenecientes a alguna lista o agrupación. Tampoco faltaron las pifias, muchas de ellas breves y disimuladas. Sin embargo, la mayoría de los nombres se escucharon sin reacciones, con mayor formalidad y apego a la normativa.

Varios de los convencionales levantaron el puño, otros se taparon un ojo e, incluso, algunos ondearon una bandera chilena. En definitiva, fue una ceremonia emotiva, pero muy lejana a la solemnidad convencional.

Convencionales constituyentes

Carmen Gloria Valladares dio inicio a la Convención señalando: “Reanudamos la audiencia y sesión solemne. En mi calidad de secretaria relatora del Tribunal Calificador de Elecciones, hoy, 4 de junio de 2021, y conforme al Decreto Supremo 1.684 en el edificio del Congreso Nacional en Santiago, abro esta primera sesión en que se instala la Convención Constitucional encargada de redactar y aprobar una propuesta de texto de una nueva Constitución para Chile”.

Después de nombrar a todos los convencionales, Valladares les preguntó: “Aceptan asumir y ejercer el cargo de convencional constituyente para redactar y aprobar una propuesta de texto para una nueva Constitución para Chile (…) Aceptan?”. Todos respondieron a coro que sí, por lo que la secretaria del Tricel indicó: “Han dejado de ser convencionales constituyentes electos, ahora son convencionales constituyentes, felicitaciones”.