logo
Noticias
/ Instagram / Instagram
Noticias 07/07/2021

Otra grave denuncia contra Cathy Barriga: exasesora asegura que la golpeó dos veces

La exasesora de quien fuera alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, asegura que la golpeó dos veces y que había una cultura del maltrato.

Quien fuera la asesora directa de la exalcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, denuncia que la golpeó en dos oportunidades, lo que se suma a lo relatado por un concejal de comuna, quien confirmó la compra de $54 millones en peluches con dineros de educación.

Andrea Monsalve indicó a El Desconcierto, que ambas se conocieron cuando ella trabajaba como productora periodística en Canal 13, en el programa “Cantando por un sueño”, del que participó la ex alcaldesa.

Luego de dos años, retomaron los contactos y le ofrecieron ser la directora de Comunicaciones del municipio, pero finalmente fue contratada como su asistente personal, compartiendo oficina.

De acuerdo a su relato, Barriga la habría agredido físicamente en dos oportunidades, aunque ninguna de ellas fue denunciada en su momento.

Los dos golpes que habría recibido de Barriga

Monsalve relata que el primero fue en medio de una discusión que la entonces alcaldesa mantuvo con su esposo, Joaquín Lavín León.

“Entre ellos se pusieron a discutir, imagínate lo incómodo», dice Monsalve, para luego describir un hecho relacionado al hijo de ambos. Agrega, después: «(…) Le digo Cathy, mira tu hijo llorando, tu marido enojado, te tienes que controlar. No tienes que ser así, no toda la gente envidia tus zapatos y te mira mal, y no tienes por qué despedir a las personas. Ahí me pegó una cachetada y dijo ‘ya, vámonos’”.

La situación se repitió, en la misma oficina, cuando Monsalve le advirtió sobre el trato que habrían tenido unas funcionarias en la atención a público.

“Les pedía todos los días un informe a ellas (asistentes sociales), que eran amigas de (Barriga) porque las había llevado, porque no trataban bien a las personas y lo hablé con ella. Le hablaba de buena forma y ella reaccionaba así. Le discutía las razones por las que despedía a gente, porque me miraron mal los zapatos, porque me contaron que había hablado mal de mí pelo, y quién le iba a contar”, precisó.