Nacional

Javier Margas compra avión en remate para adaptarlo como motel: “A cualquiera le gustaría hacer el amor ahí”

El empresario y exseleccionado chileno, Javier Margas, se adjudicó su sexto avión para adaptarlo en habitaciones de su cadena de moteles.

Javier Margas nuevamente se hizo con el fuselaje de un avión en un remate del Servicio Nacional de Aduanas, que según propia confesión, adaptará como habitaciones para su cadena de moteles «Ensueño».

El exseleccionado nacional, mundialista en Francia ’98, ha adquirido con este Boeing 737-300 de la compañía Law un total de seis aviones, los que ha adaptado para el uso de los clientes de sus moteles.

«Desde 2002 que voy a estos remates. Es entretenido y me gusta la adrenalina que se genera. Pero este año fue fome, porque fue virtual. En vivo se disfruta más, aunque se entiende por la situación sanitaria», agrega el empresario en entrevista con LUN, donde dio detalles de su afición por la compra de aviones.

La inusual oferta motelera de Javier Margas

«Esto (comprar aviones) comenzó como algo para identificar la marca de mi negocio y diferenciarlo de la competencia. Hoy es mi marca personal», dice Margas, que reconoce como un éxito el haber ofrecido este servicio en su cadena de moteles.

«A cualquiera le gustaría hacer el amor en un avión», dice.

El exfutbolista reconoce que si bien aún no ha retirado el avión, en un par de meses ya debería poder trasladarlo desde el Aeropuerto de Pudahuel. «Tengo que ir a buscarlo al aeropuerto. Allí tengo dos meses de pega. Tengo una persona a cargo que comenzará a desarmar las piezas, pero el traslado será después de las Fiestas Patrias», confiesa.

El nuevo proyecto de Margas

El nuevo chiche de Margas para su cadena de moteles le permitirá habilitar un par de habitaciones para sus clientes. «Solamente serán dos habitaciones, porque la gente tiene que estar cómoda. Y cada una de ellas mide 40 metros cuadrados aproximadamente. Quienes las usen deberán subir por una escalera que simula la misma que existen en los aviones reales. Las habitaciones están a tres metros y medio del altura», explica el empresario, quien cuenta que todas ellas están habilitadas con «luces LED, aire acondicionado, televisor con TV cable, jacuzzi. Se ven la cabina, las ventanas y las escotillas del avión. En Viña del Mar tenemos una torre de control en el patio del motel para simular un aeropuerto».

Con todo, el exfutbolista con pasos en Colo Colo, la UC, América de México y West Ham United de Inglaterra, asegura que su oferta motelera no sólo se restringe al uso de estos aviones, sino que ofrece otros ambientes.

«Hay un barco, lanchas, un jeep, un camión minero. Así que ya saben, también pueden ir a hacer el Titanic allá», finaliza Margas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos