logo
Noticias
/ Monumento a las momias Chinchorro - Benjamín Vergara @Baveck (Vive Chile) / Monumento a las momias Chinchorro - Benjamín Vergara @Baveck (Vive Chile)
Noticias 03/09/2021

Arica y Parinacota: la reactivación del turismo comienza con la imponente ruta de la cultura Chinchorro

Arica y Parinacota es mucho más que playa y sol. La región más al norte del país ofrece una impresionante ruta arqueológica de la cultura Chinchorro que vale la pena descubrir, y de la que Publimetro fue testigo en medio de los esfuerzos por reactivar el turismo.

Por : Rodrigo Realpe Varela

No hubo rincón del país que no se viera afectado por la crisis sanitaria del coronavirus. Y bien lo sabe la región de Arica y Parinacota, cuya industria del turismo fue una de las más golpeadas en todo este tiempo.

Sin embargo tras más de un año de incertidumbre la región más al norte del país parece estar viviendo una nueva primavera.

A través de la campaña #ViveChile y el programa Chile es Tuyo del Sernatur, Publimetro llegó hasta el extremo norte del país para conocer de primera mano cómo sus principales atractivos turísticos, desde el mar, pasando por el valle hasta llegar al bello altiplano, buscan resurgir en este flexible nuevo escenario de la pandemia.

En medio de la incertidumbre por el covid-19, la región recibió hace unas semanas una de las mejores noticias de su historia: la Unesco declaró como Patrimonio de la Humanidad a las momias de la cultura Chinchorro, lo que significó un trampolín para reactivar el interés y reordenar el mapa turístico de una región llena de riqueza y atractivos.

Momias Chinchorro en el Museo San Miguel de Azapa – Rodrigo Realpe (Publimetro).

Desde el Hotel Apacheta apuntan al beneficio que significa el nombramiento de la Unesco a la cultura Chinchorro. “Más del 50% de nuestros huéspedes son europeos, ellos vienen de Machu Picchu, van a San Pedro de Atacama y paran en Arica, para ir al Valle de Azapara o al Lago Chungará, pero ya el tema de las momias le agrega un atractivo, un plus, de manera que Arica sea un destino y no una pasada, por lo mismo en medida que se mejore el museo, se haga una buena promoción, Arica se va a convertir en un buen atractivo”, señala el gerente Santiago Truffa.

Asimismo, Truffa recuerda los duros momentos que significó la pandemia: “Fue bastante impactante, estuvimos 3 meses con cero pasajeros, nunca lo cerramos. Después de a poco se empezó a mover por trabajo, tuvimos ventas anticipadas, así fuimos avanzando, de a poco se fue activando, nuestro hotel servía para relajarse en la playa”, agrega el gerente quien hace hincapié que ahora “se han ido notando los avances, el tipo de pasajero que empezó a llegar era más turistas, de Iquique, Antofagasta, de Santiago. Fuimos unos de los pocos hoteles que no fuimos residencia sanitarias y que ofrecíamos un alojamiento en la zona”.

La ruta Chinchorro: Cuevas de Anzota, Caleta Camarones y Museo San Miguel de Azapa

Uno de los puntos más atractivos de la zona son las “Cuevas de Anzota”, lugar donde existe un potente patrimonio natural y arqueológico que data de hace más de 8.000 años, y donde los primeros habitantes de la zona, la cultura Chinchorro, llevaron adelante un especializado sistema de sociedad compuesta por cazadores, recolectores y pescadores.

José Barraza, secretario ejecutivo de la Corporación Chinchorro Marka, señala que el nombramiento de la Unesco “es relevante porque le da un sello distintivo a una cultura que se distingue por haber utilizado el mar en una de las zonas más agrestes del planeta, y cómo nosotros hemos heredado ese trabajo sustentable del mar, eso es un valor que debemos cuidar y transmitir cómo una sociedad de cazadores pudo desarrollar un sistema de momificación artificial tan compleja que hasta el día de hoy nos sorprende”.

Vista aérea de las Cuevas de Anzota – Benjamín Vergara (Vive Chile).

En esa línea, Barraza asegura que las “Cuevas de Anzota” es uno de los cinco destinos imperdibles de la región de Arica y Parinacota, porque “hay patrimonio geológico y belleza paisajística… aquí se guardan tesoros de la ocupación humana temprana de este territorio, se puede disfrutar de estos paisajes que la cultura Chinchorro conoció. Las cuevas también presentan una rica avifauna que es algo natural y que demuestra la ocupación del hombre en la extracción del huano de aves marinas”.

A unos kilómetros de Arica está el Museo Universidad de Tarapacá San Miguel de Azapa, ubicado a unos 500 metros de la localidad que lleva su nombre. Allí, la antropóloga Vivian Standen da cuenta del trabajo de conservación de las cerca de 90 momias que se encuentran en el lugar.

“La conservación es un gran desafío, acá tenemos cerca de 90 cuerpos y la conservación se logra gracias a un deshumidificador que extrae la humedad de los cuerpos”, explica la antropológa quien señala que “actualmente ya no se excavan cuerpos, porque sacar un cuerpo implica cambiar las condiciones que van a dañar irremediablemente las momias”.

De esa forma, Standen explica que “si no tuviéramos estos cuerpos no habríamos sabido nunca de la historia de esta cultura, este museo tiene absolutamente la política de no excavar más cuerpos, porque los cuerpos que tenemos, de distintos tiempos, nos dicen cómo vivieron y cómo se adaptaron y que nos pueden enseñar hacia el futuro”.

Pero para entender aún más el valor arqueológico de la zona, un destino obligado en Arica y Parinacota es Caleta de Camarones, una localidad habitada por pescadores que se ubica en el extremo suroeste de la región y que es considerada como la cuna de la cultura Chinchorro.

Allí, entre sus imponentes cerros y una hermosa vista al Océano Pacífico acompañada del inhóspito viento, los primeros habitantes llevaron a cabo el proceso de momificación artificial más antiguo del mundo, y que hoy, en medio de la pandemia, cobra más relevancia a la hora de recuperar la memoria patrimonial y reactivar el turismo.

Caleta Camarones, cuna de la cultura Chinchorro – Rodrigo Realpe (Publimetro).