logo
Nacional
Aton / Aton /
Nacional 14/09/2021

Convención Constitucional vive día clave: se definen dos tercios y vota reglamento general

La Convención Constitucional enfrentará una jornada clave este martes a partir de las 09:30 horas

Por : Aton

Hoy será una jornada clave para la Convención Constitucional. Después de una complicada semana, el órgano que redactará la nueva Carta Fundamental votará su reglamento definitivo.

La sesión comenzará a las 9:30 horas, cuando los convencionales tendrán que decidir si aprobar o rechazar el quórum de dos tercios para determinadas normas. Posteriormente, se votará en general las propuestas de las comisiones de Reglamento General, Ética, Participación y Consulta Indígena, Participación Popular y Derechos Humanos.

Según indica el cronograma, si la propuesta de la comisión no contiene ninguna norma que deba ser aprobada por dos tercios, se someterá a una sola votación definida por mayoría simple.

En caso contrario, primero se votará la propuesta por mayoría simple sin considerar a las normas que deben ser definidas por el quórum, las cuales se someterán a deliberación por dos tercios de manera particular.

Una vez definida la orgánica general, se abrirá un plazo para presentar indicaciones hasta el jueves, las cuales serán discutidas hasta la votación del viernes 24 de septiembre.

De esta forma, se espera que el reglamento definitivo con las enmiendas aprobadas esté listo el miércoles 29 de septiembre y que a partir del 30 inicie el periodo de conformación de las comisiones definitivas.

Ad portas de una votación esencial, la discusión sobre el quórum de dos tercios ha sido la principal polémica del órgano constituyente. De hecho, la instancia había acordado votar el reglamento el pasado jueves 9 de septiembre, pero la discusión sobre la validez del guarismo terminó suspendiendo la sesión.

El impasse se detonó después de que la mesa directiva ampliada diera cuenta de un acuerdo para que ciertas normas fueran definidas por mayoría absoluta y otras por dos tercios, entre estas últimas algunas de las planteadas por la Comisión de Consulta Indígena.

La decisión molestó a los representantes de los pueblos originarios, quienes no estaban de acuerdo y acusaron discriminación. Incluso algunos alzaron la voz en el Pleno contra la directiva, con emplazamientos directos a la presidenta Elisa Loncon, al vicepresidente Jaime Bassa y también al secretario de la Convención, John Smok, lo que provocó la posterior suspensión.

La situación llegó a humo blanco a las 15:00 horas de ese día, cuando Loncon, Bassa y los vicepresidentes adjuntos Tiare Aguilera, Rodrigo Álvarez, Lorena Céspedes, Elisa Giustinianovich, Pedro Muñoz e Isabel Godoy elaboraron un calendario reajustado que fue aprobado en el hemiciclo.

Tras la nueva programación, se destinó el viernes a la discusión general y se estableció un plazo para que los convencionales puedan proponer que normas debían ser aprobadas bajo los dos tercios. La petición tenía que se patrocinada por al menos 30 convencionales.

Solo Vamos por Chile presentó una solicitud, donde propone que 33 normas deban ser aprobados por quórum supramayoritario. De ellas, 17 son de Reglamento, 2 de Ética, 4 de Participación Popular y 10 de Participación y Consulta Indígena.

La discusión

Además de la controversia surgida por la confesión de no tener cáncer del constituyente Rodrigo Rojas Vade, los dos tercios se han tomado el debate de la Convención durante la última semana. Su discusión refleja las diferencias respecto al acuerdo del 15 de noviembre de 2019, ya que fue una de las disposiciones del documento firmado por los partidos políticos.

En concreto, el artículo 133 establece que “la Convención deberá aprobar las normas y el reglamento de votación de las mismas por un quórum de dos tercios de sus miembros en ejercicio” y que “la Convención no podrá alterar los quórums ni procedimientos para su funcionamiento y para la adopción de acuerdos”.

Dichos términos fueron aprobados en la reforma constitucional N°21.200 de diciembre 2019 en el Congreso y forman parte de lo ratificado en el plebiscito del 25 de octubre de 2020.

Uno de los bloques que más se ha visto afectado por la disyuntiva es Apruebo Dignidad. Desde sectores del Frente Amplio, colectividad que estuvo entre los firmantes del acuerdo del 15N, se han exhibido a favor de respetar el quórum. Sin embargo, en el Partido Comunista se han manifestado en contra.

Tampoco apoyan el guarismo los convencionales de Pueblo Constituyente, advirtiendo que no permitirá realizar cambios estructurales en la nueva Carta Magna. “Con estos dos tercios estamos poniendo en riesgo la posibilidad histórica de que podamos reconstruir el país, de que la recuperación del agua, de los bienes comunes, el fin de las AFP y muchas reivindicaciones que hemos empujado en la calle, puedan tener un asidero real en el texto constitucional”, indicó la convencional Camila Zárate.

Mientras, el convencional Agustín Squella, escogido como independiente bajo cupo del Partido Liberal, advirtió que rechazar los dos tercios le quitaría legitimidad a la Convención.

En conversación con Radio Cooperativa, Squella declaró que “no sé cómo diablos estamos todavía discutiendo los dos tercios (…) de una vez por todas los convencionales deberíamos admitir un hecho objetivo, que por lo demás conocíamos cuando competimos para ser constituyentes y cuando se instaló la Convención, hay un quórum de dos tercios para aprobar futuras normas constitucionales y para aprobar normas de votación”.

“Ese quórum hay que respetarlo, nos guste o no. A mí nunca, y tengo que confesarlo y lo dije en mi campaña, nunca me gustó el quórum de dos tercios, lo encontraba y lo encuentro alto, sin embargo estoy por respetarlo, porque es una norma previa al trabajo constitucional”, recordó el periodista, quien dijo la Convención “se acaba” si se desestima el quórum.

Las declaraciones de Squella fueron cuestionadas por el convencional Marcos Barraza, del PC, quien aseguró a la misma emisora que “él básicamente es un ejemplo de quien vive con nostalgia la democracia de los acuerdos, no se siente cómodo cuando hay soberanía popular, más bien quiere una democracia restrictiva, quiere tutelaje y, por lo mismo, no escatima en argumentos catastrofistas para efectos de la Convención Constituyente”.

En tanto, la convencional de Vamos por Chile, Marcela Cubillos, advirtió que recurrirán a la Corte Suprema en caso de que no se respete el quórum de dos tercios establecido en el acuerdo del 15N.

“Si el pleno determina el próximo martes que una norma que forma parte de las reglas de votación sea de simple mayoría, quedará abierto el derecho a recurrir a la Corte Suprema, quien será en definitiva quien zanje el asunto. El pleno por mayoría no puede ir contra lo que la Constitución regula”, indicó vía Twitter.