Mundo

Madre de joven que se ahogó al intentar rescatar a un perro relató los últimos minutos de vida de su hijo

Los padres de Franco Pokrajac, quien se ahogó al intentar salvar un perro caído en un canal en Mendoza destacaron el amor por los animales de su hijo.

A casi una semana de haberse conocido el caso de Franco Pokrajac, un joven argentino de 20 años que el sábado pasado murió ahogado al tratar de rescatar a un perro que se había caído al canal Cacique Guaymallén, en el sector de Luján de Cuyo, Mendoza, se conocieron detalles de las últimas palabras que el adolescente le dijo a su madre antes de fallecer.

Betina Malovini reveló en el canal argentino «El Nueve» que su hijo aquel día había ido a comprar facturas para desayunar con la familia y que en su regreso a casa vio a una pareja que estaba pidiendo ayuda porque su perro se había caído a un canal y sin dudarlo, aseguró la mujer, Franco se lanzó a su rescate sin medir las consecuencias de su arriesgado acto.

Las últimas palabras del joven que murió al tratar de rescatar a un perro

«Mamá, me muero», le dijo el joven a su madre, quien espantada al ver como su hijo era arrastrado por la fuerte corriente del canal decidió lanzarse para rescatarlo.

«Yo estaba atrás gritándole por favor Franco, pero se largó igual y yo no pude salvarlo», se lamentó Malovini, quien en la entrevista aseguró que su hijo realizó el salvataje frustrado del can, que también fue encontrado muerto por los rescatistas que encontraron el cuerpo del joven a cuatro metros de profundidad del canal, porque «lo hizo de corazón».

«Mi hijito del alma no pudo salir, tengo un dolor muy grande que me va a quedar, pero siento que nos queda una enseñanza a todos. Tenemos que ser solidarios, sin mirar si es una buena o mala persona, porque eso hacía él. Siempre tan solidario, teniendo el mismo valor por la vida humana que animal. Especialmente por sus perros», expuso la mujer.

No era la primera vez

Por su parte, Gastón, el padre de Franco, contó que el intento de rescate de su hijo no fue el primero que había hecho, ya que habitualmente se lanzaba al agua para salvar a perros que se estaban ahogando. «Esta vez estaba solo, había mucha agua, no pudo. Hay que ser más bondadoso, dar lo que uno tiene. Ayudar al prójimo», dijo.

«Un día regresó y dijo ‘mirá lo que encontré, mami’. Un perro ciego y sordo que había encontrado en la acequia», finalizó su madre.

Tags

Lo Último


Te recomendamos