Deportes

Juncheng Shang explica los motivos del quiebre con Marcelo Ríos: “Lo más importante es ser una buena persona, respetar a los otros”

El promisorio tenista chino aseguró que el chileno, quien lo alcanzó a entrenar durante tres meses, “fue irrespetuoso”.

El pupilo del exnúmero uno del mundo conquistó el Challenger de Lexginton.

Juncheng Shang, promisorio tenista chino que por estos días se prepara para debutar en el cuadro principal del Abierto de Australia, habló por primera vez de forma pública sobre lo que fue su quiebre con el chileno Marcelo Ríos.

El exnúmero uno del mundo lo alcanzó a entrenar durante tres meses, en un ciclo que comenzó de la mejor manera, pero que finalizó con un irreversible quiebre entre entre las dos partes involucradas.

Al respecto, Juncheng Shang declaró lo siguiente a la revista Clay: “Fue irrespetuoso. Para mí y mi familia, lo más importante es ser una buena persona, respetar a los otros”.

“Es lo más importante que quiero mostrar dentro y fuera de la cancha, y con Marcelo creo que no se estaba expresando aquello cien por ciento. Es una lástima que no haya funcionado”, agregó.

Pese a ello, el tenista de 17 años y actual 198º destacó que Ríos tenía buenas intenciones. “Quiero decir, era muy amable conmigo y espera lo mejor para mí, pero no quiero dar los detalles de lo que realmente pasó”, estableció.

“No había una sensación natural al final. Comenzamos muy bien ganando en Lexington, lo que fue una tremenda inyección de confianza. Haber tenido a un ex número uno del mundo es un sentimiento muy especial, fue una experiencia muy buena, tristemente no resultó al final”, cerró.

“Es muy pajero”

Cabe recordar que en septiembre pasado, Marcelo Ríos entregó su versión de los hechos en una entrevista con La Tercera. Y fiel a su estilo frontal, Ríos apuntó al padre de “Jerry” como el responsable del término de la relación laboral.

“El papá me reclamaba que era muy exigente, que los sudamericanos somos un cultura muy distinta, que somos tipos que vamos al frente. Que no está acostumbrado a eso. Entonces, yo le dije al papá: ‘Hagamos algo. Tú eres el entrenador y yo me voy para la casa’. Yo lo voy a formar de la manera en que me formaron a mí. Y si a los 17 años se tiene que sacar la chucha, que hoy en día todos los de su edad lo hacen, tiene que hacerlo. Alcaraz es número uno con 19 años”, contó.

Al hacer un balance sobre lo que fue el trabajo con el promisorio Juncheng Shang, Ríos expresó: “Me siento tranquilo, porque lo ayudé. Que haya subido del 380 al 190 es un paso grande, y si ellos quieren un hueón más pajero al lado, perfecto. Pero yo no voy a transar. Yo estoy acá para ser top ten, no para ser 150 o 200. Es muy talentoso, juega muy bien, le falta mucho que aprender, pero es muy pajero. Es muy cómodo. Le decía que entrenáramos en la tarde y no quería, me decía que tenía que hacer físico. El pendejo es la raja, le falta cambiar esa mentalidad y ser un perro en la cancha. Si realmente se sacara la chucha, puede ser muy bueno”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos