Entretenimiento

Lo hicieron bolsa: Tuiteros se fueron en mala con Paul Vásquez por particular historia

El comediante contó el accidente doméstico que tuvo con su mascota y generó ira en animalistas. Además, lo acusaron de “víctima”.

Paul Vásquez fue criticado por estar en el programa de Chilevisión "Podemos Hablar".

El último capítulo de “Podemos Hablar” de Chilevisión contó con la participación del comediante Paul Vásquez, quién contó respectó a la polémica detención que sufrió en el Aeropuerto de Santiago, donde se le acusó de agredir y amenazar a dos personas y estar ebrio, situaciones que el desmintió e incluso mostró un examen de pelo para descartar que había consumido drogas.

Producto de ello, el querido “Flaco” fue más bien criticado en las redes sociales, quienes lo acusaron de hacerse “la víctima” y después hablar de la situación a cambio de dinero.

“No le creo nada al Flaco, me tocó atenderlo hace unos años y es un desagradable total... Ese tono de víctima que usa en la tele es solo para la tele, en la vida real es insufrible” o “el flaco se manda cagadas, se hace el choro, llora, se victimiza, lucra y vuelve a lo mismo, basta de darle pantalla a este personaje nefasto, se acostumbró a esto, nunca le he creído nada” , fueron algunas de las pesadeces.

Déjate de llorar y asume tus cagazos...”, “Patetico, que cringe esta weaaaa en ningun momento ha aceptado su error”, “El flaco llorando después de mandarse una caga. No importa cuando leas esto”, fueron partes de los cientos de negativos mensajes publicados con el hashtag #PodemosHablarCHV.

Pero, también, hubo otros historia que generó molestaría en los telespectadores, sobre todo en quienes tiene mayor empatía por los animales.

Fue durante un punto de encuentro cuando Jean Philippe Cretton preguntó quiénes habían sufrido la trágica pérdida de una mascota, ocasión que el Flaco contó su triste historia, pero que terminó en chacota.

“Lo maté”

“Hubo un momento, hace muchos años, que me sentía muy solo y quise comprarme un ratoncito… no era un hamster, se llamaban de otra manera, le compré un collarcito e incluso salía con él, donde iba lo llevaba… era súper inteligiente, hacía sonar mis dedos en el suelo y llegaba corriendo porque sabía que algo le iba a dar. Resulta que una vez, me levanto, lo empiezo a llamar y nada po, no aparecía. Lo busqué por todos lados hasta en el baño, y de repente veo algo en el WC y dije… bah, no tiré la cadena, la tiro y digo… mierda…. Es “El Señor Hanta”… y ya era tarde hermano… lo maté…. Cuando tiré la cadena vi su colita, como era negro, pensé que era otra cosa po… y se fue por el WC “El Señor Hanta”, olvídate cómo la sufrí”, fue el relató de la discordia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos