Entretenimiento

Katherine Salosny y su vida fuera de la TV: “Estuve lidiando con la muerte, el miedo y la cesantía”

La exrostro de la pantalla chica confesó que estuvo “sin liquidez durante año y medio”.

Katherine Salosny en CNN | Captura: Twitter

Katherine Salosny se encuentra promocionando su nuevo libro biográfico, en donde detalla algunos aspectos íntimos de su vida, entre ellos: los abusos que sufrió por parte de su padre y su vida fuera de la televisión.

Durante una conversación con CNN Íntimo, la comunicadora expresó que el texto tiene relación con el “ser mujer”.

“Esta obra la tengo en mi cabeza desde hace muchos años, no es que salió ahora. Fue luego de mi proceso psicoanalítico, de muchas cosas que pasaron, como renuncias, duelos y el volver a reencontrarme conmigo (…), ya que el abuso es muy duro, ser víctima de abuso es muy devastador en muchos sentidos”, confesó.

Asimismo, habló sobre lo dura que fue su salida de la pantalla chica: “Se me cayeron todos mis proyectos. Me quedé sin el teatro, sin el restaurante, sin un proyecto de televisión, sin nada, sin liquidez durante año y medio, casi dos”, aseguró y contó que fue parte de las personas que sacó sus ahorros y hasta el 10%.

“Fue muy dura y dolorosa la pandemia, a mí no se me olvida lo dolorosa que fue”, recordó.

En la misma línea, reconoció que durante este tiempo estuvo “muy atrapada, paralizada, lidiando con la muerte, el miedo y la cesantía, cosa que no me había pasado nunca en la vida, ya que yo trabajo desde los 18 años. Fue fuerte, duro y me quedé como muy sola en Santiago”, comentó.

“Primero empecé a sentir una especie de parálisis creativa en muchos sentidos, estaba como atrapada emocionalmente con todo lo que estábamos viviendo y ahí empezó a fraguarse esto de que quería estar cerca de mi mamá (en Algarrobo)”, detalló la actriz.

Sin embargo, Katherine Salosny afirma que la opción de volver a una casa televisiva está abierta, aunque “ser mujer en televisión sin duda que no es fácil, ya que desde que una entra a esta industria hay como una fecha de caducidad en tu inconsciente y permanentemente sientes que puedes envejecer. A los 25 años ya no eres tan jovencita, a los 30 menos”, concluyó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos