Entretenimiento

¡Por linda!: Mónica Godoy reveló mala onda de Coca Guazzini y Paty Rivadeneira en Sucupira

Si bien, aseguró que ahora es su mejor amiga, en ese tiempo la envidia les corría ante tanta belleza y juventud.

(Piensa). Creo que sí. De todas maneras, no solamente me ha pasado a mí, también a muchas otras actrices guapas, estupendas… A la Coca (Guazzini) le carga que cuente esto, pero en Sucupira y junto a la Paty (Rivadeneira) y la Anita Klesky eran muy pesadas con nosotras, nos decían unas pesadeces horribles a la Maite Pascal, a la Cata Olcay y a mí. Nos hacían sentir mal por el solo hecho de haber entrado jóvenes, ser lindas… Pero resulta que ahora una de mis mejores amigas es la Coca.

La eternamente bella actriz Mónica Godoy reveló los conflictos laborales que ha tenido durante su carrera profesional, debido a su bendecido aspecto físico y su cara angelical que ha roto miles de corazones, pero también la ha perjudicado a la hora de realizar cierto tipo de personajes y mala onda con algunas actrices, como Coca Guazzini y Paty Rivadeneira en Sucupira contó en revista Sarah.

Fue durante la pregunta que le realizó el medio si su aspecto ha generado envidias en el medio, que la expareja de Nicolás Saavedra, de quien reveló que tiene la mejor relación post matrimonio, sacó del baúl algunos malos recuerdos que dejó la grabación de la exitosa teleserie grabada en la playa.

“No solamente me ha pasado a mí, también a muchas otras actrices guapas, estupendas… A la Coca (Guazzini) le carga que cuente esto, pero en Sucupira y junto a la Paty (Rivadeneira) y la Anita Klesky eran muy pesadas con nosotras, nos decían unas pesadeces horribles a la Maite Pascal, a la Cata Olcay y a mí. Nos hacían sentir mal por el solo hecho de haber entrado jóvenes, ser linda”, confesó.

Sin embargo, aclaró inmediatamente que ahora Guazzini “es una de mis mejores amigas”.

“He perdido personajes por linda”

Además, contó que la recibido discriminación a la inversa, puesto que la belleza no siempre abre puertas.

“Muchas veces es favorable y otras no. He perdido personajes porque me dicen: “Eres demasiado linda”, y uno dice: “Yo también me puedo afear”. En España me ponía lentes de contacto café y qué rico transformarme. Me puedo cortar el pelo, rapar o maquillarme para endurecer mis facciones, puedo engordar… pero la gente se la juega menos por ti”.

Finalmente, recordó el consejo de su padre quien le enseñó que son otros atributos los que generan buenas oportunidades.

“Mi padre tenía mucha razón cuando me dijo que más que la belleza, lo que te abre puertas es la sonrisa y la simpatía”, sentenció.

Tags

Lo Último


Te recomendamos