Entretenimiento

Belén Mora recordó con cariño los primeros años de su pequeño hijo: “Toto tomó la decisión de no trabajar todo el 2022″

La comediante estuvo de invitada en “El Purgatorio”, donde aseguró que su pareja priorizó tener apego total con su bebé, mientras ella trabajaba.

Belén Mora | Captura: Canal 13

La comediante Belén Mora estuvo de invitada en el último capítulo del estelar de Canal 13, “El Purgatorio”, en donde el primer tema que fue consultada fue su paso por el Festival de Viña, que desembocó inevitablemente en el complejo momento en su vida personal que estaba pasando paralelamente a su subida a la Quinta Vergara.

Mientras estaba preparando su rutina para el Festival de Viña, su hijo menor “Ponchito” estaba internado en la Unidad de Cuidados Intensivos. Este recuerdo, llevó al animador a preguntarle a la comediante sobre las primeras semanas de su pequeñito, cuando ella y Toto Acuña fueron informados que su hijo tiene Síndrome de Down.

Lee más: “Mi hijo menor estaba en la UCI… no sé cómo me dio el mate y el alma”: Belén Mora recuerda su paso por el Festival de Viña del Mar

“Disfruto todo”

Belenaza contó que se enteraron en la primera ecografía, y cuando se enteró sintió una sincronía debido a su trabajo previo con fundaciones que acompañaban a niños con Síndrome de Down. “Yo me concentré en apañar al Toto porque ésta no era mi primera guagua, para el Toto sí, papá primerizo”, reveló.

En preparación a la llegada de su pequeño, Belén comenzó a informarse y a entregar sus conocimientos a su pareja. “No quiero que suene como que no importa, pero no me importó tanto que tuviera Síndrome de Down”, señaló.

Sobre la llegada de Ponchito aseguró que su hijo era más deseado que ganar el Loto. “Disfruto todo, disfruto el olor a caca, disfruto darle comida, disfruto que me tire el pelo. Yo le dije al Toto: ‘un día va a crecer y en un minuto no va a querer que lo abracemos’, así que lo aprovechamos a concho”, relató Mora.

“El Toto tomó la decisión, lo conversamos en familia, de todo el 2022 él no trabajar, él quería el apego total. Yo le dije entonces trabajo yo. Ahora gracias a lo que pasó en Viña, yo paré porque necesitaba parar, necesitaba sanar, necesitaba cerrar traumas. Yo no le deseo a nadie ver a su hijo lleno de tubos (...) Uno siente que nada importa, nada, sólo que pase la noche”, cerró Belén Mora.

Tags

Lo Último


Te recomendamos