Entretenimiento

“Pensé que me iba a dar mucha pena”: Karen Doggenweiler y cómo lo hace para seguir en contacto con sus hijas que viven en el extranjero

La animadora de Mega ha sumado estos meses las partidas de Manuela a Francia, por estudios; y la de Fernanda a Argentina, por trabajo.

La animadora de Mega reconoció que echa de menos a sus dos hijas, quienes están radicadas en Francia y Argentina, por estudios y trabajo.

Meses ajetreados ha tenido Karen Doggenweiler este último tiempo, y no por el debut de su primer estelear en Mega -”La Cabaña”- o sus labores de coanimadora del matinal “Mucho Gusto” -junto a José Antonio Neme-, sino que por el síndrome del “nido vacío” debido a las partidas de sus dos hijas, Manuela y Fernanda, al extranjero.

Un impacto que la figura del canal privado ha ido mitigando con el pasar del tiempo, debido a que en el caso de su hija menor, Manuela Enríquez-Ominami, esta se fue a inicios de 2022 a París, Francia, para estudiar filosofía; y en el de la mayor, Fernanda Cornejo, con varios años ya viviendo sola en Santiago, decidió radicarse por trabajo en Buenos Aires, Argentina.

Pensé que me iba a dar mucha pena, pero estoy bien

—  Karen Doggenweiler

La contención de Karen Doggenweiler

“La Fernanda vivía sola hace varios años, pero siempre estaba con nosotros. La Manu creció tan rápido. Me llena de orgullo verla tan contenta”, sincera la carismática figura televisiva en conversación con lun.com, donde expresa que si bien “pensé que me iba a dar mucha pena”, la verdad es que de momento “estoy bien”.

“Por supuesto que las echo de menos en lo cotidiano, pero me ha tocado grabar tanto (para “La Cabaña”) que el día se me pasa volando”, agrega Karen, quien a pesar de la distancia reconoce que pese a no tenerlas en el día a día “lo estoy viviendo con orgullo y alegría, pensando en que son lindas oportunidades para ellas”.


Secreto en La Cabaña: Daniela Aránguiz reveló con cuántos hombres ha intimado en su vida


Es por ello que, reconoce, que para paliar su ausencia no pierde momento para cantactarse con ambas. Ya sea con un viaje relámpago este pasado fin de semana a la capital argentina para ir a “comer exquisito y a caminar” con Fernanda, o con frecuentes “mensajes” a su regalona, Manuela.

“Hablamos todos los días. Los mensajes son diarios y muy frecuentes. A veces hacemos videollamadas también. Estamos cerca siempre. Así lo siento yo”, puntualiza la figura televisiva, quien asume que “sabía que iba a llegar este día y creo que lo enfrenté de la mejor manera que pude. No hay receta, pero estaba con tanto trabajo que eso me ayudó”.


“Me encanta que la valoren”: Karen Doggenweiler destaca irrupción de su hija como analista política en la TV argentina

“Las celebridades son bien cu***”: Karen Doggenweiler revela por qué no invitaría a MEO a “La Cabaña”


Con tanto vacío familiar, el apoyo que ha recibido de parte de sus compañeros de programas en Mega, reconoce, ha sido esencial en el proceso de adaptación a su nueva realidad.

“El matinal ya es intenso y si a eso le sumas ‘La Cabaña’, es harto. Estoy feliz con los dos programas. Estoy súper agradecida de mi equipo querido del ‘Mucho Gusto’. Han sido tan cariñosos y preocupados. Me han llenado de besos y abrazos, todos tan reconfortantes. han sido el mejor regalo”, finalizó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos