Entretenimiento

María Gracia Omegna reflexionó sobre el futuro de Valentina y Juanjo en “Generación 98″

Tras la muerte de Alicia, el tradicional matrimonio católico se ve en la encrucijada de continuar en su vida de apariencias o hacer un mea culpa.

Captura de Mega

El capítulo de este martes de “Generación 98″ estuvo concentrado en la impactante muerte de Alicia, hecho que dejó en la encrucijada a Valentina y Juan José, para quienes ahora pesan las consecuencias de un crimen involuntario.

María Gracia Omegna reflexionó acerca de este dilema que se presenta al tradicional matrimonio católico, pues si bien eliminaron todos los rastros de la muerte del personaje de Lorena Capetillo, Vale deberá lidiar con la culpa de haberle arrebatado la vida a una persona. Significa para su rol llevarla a un plano desconocido hasta ahora.

“Nunca he sentido que Valentina esté loca, sólo creo que es una mujer que es muy estructurada y que la vida le da una vuelta y la sorprende. Eso puede desequilibrar o desajustar a cualquiera”, consideró la actriz en conversación con Fotech.

Recuestionarse cosas o reconfirmar otras, depende de cuánto uno quiera evolucionar cuando la vida te hace esas zancadas, pero zancadas necesarias. Eso depende de cada quien, pero no creo que Valentina esté loca ni nada de eso”, enfatizó.

“Habrá un mea culpa de todo”

La intérprete señaló que era difícil para una mujer tan conservadora flexibilizar esa estructura tan sólida.

Le cuesta mucho entregarse o deconstruirse y lo más probable es que la vida le depare más desafíos, en busca de que ella quiera aceptar esa realidad o ver las cosas de manera más dócil o más flexible”, reflexionó María Gracia.

Acerca de lo que se viene para Juan José tras la muerte de su amante, Omegna indicó que “tiene un viaje parecido al de Valentina, que es como poder tener la capacidad de construir esa formalidad, ese conservadurismo tradicional que se forma en una estructura; en un deber ser que, claramente, él no llegó”.

En este sentido, la artista hizo hincapié en que el rol de Nicolás Poblete “vivió gran parte de su vida en un doble estándar que le está pasando la cuenta, y no le queda otra que poner límites y tomar decisiones en lo que quiere realmente”.

No obstante, adelantó que “habrá un mea culpa de todo lo que ha pasado y de lo que está por pasar… Creo que en la vida uno tiene que ver ciertas cosas y pegarse un peldaño de evolución”.

El asumir las circunstancias apremiantes ocurrirá pese a que estos personajes intentan “llevar las cosas a su pinta”, pero “es inevitable que te llegue una gran ola de realidad. De la mano de eso, tiene que haber un tipo de autocrítica”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos