Entretenimiento

“Me gustaría que volviera el piscinazo como era antes”: Kenita Larraín llamó a no dejar morir el concurso ‘Reina de Viña’

La exsoberana del festival (2003) habló de la evolución de la competencia, analizó la actual y rescató sus cosas positivas.

María Eugenia 'Kenita' Larraín, Reina del Festival de Viña 2003

La ex Reina del Festival de Viña del Mar, Kenita Larraín, compartió sus impresiones sobre la transformación del emblemático concurso, ahora denominado como el de “Embajadoras”.

En conversación con Publimetro, la icónica rubia, quien se llevó el cetro en el año 2003, expresó su opinión sobre los cambios que ha experimentado este concurso, pero por sobre todo alabó la solidaridad presente en la edición de este año, marcada por los recientes incendios en la ciudad.

“En el tiempo que fui reina, era un honor convertirse en la Reina del Festival de Viña. Había muchas expectativas por parte de la prensa, por parte del público y lo atesoro como un recuerdo maravilloso”, comentó Larraín al inicio de sus declaraciones y en bambalinas del programa Sígueme de TV+, donde trabaja actualmente como panelista, comentando el actual festival desde la ciudad Jardín.

En relación a los cambios actuales, la ex reina destacó la iniciativa de apoyar a los bomberos voluntarios a través del festival. “Me parece maravilloso que se haya considerado a los bomberos para que se recaude ayuda para ellos, porque recordemos que son voluntarios y que en otros países no ocurre eso”, enfatizó.

“De mal gusto”

Además, Larraín reflexionó sobre la evolución del concurso a lo largo de los años, mencionando la transición de reinas a embajadoras y la ampliación del número de candidatos. “Es otro momento, otro concurso, no tiene nada que ver con La Reina que era antes”, afirmó.

También Kenita planteó su singular teoría del por qué la gente terminó rechazando el concurso, cosa que entiende por los ribetes que fue tomando: “Creo que cuando empezaron a pasar los años, comenzó como una moda de quién se destapaba más al momento del piscinazo, demasiado destape. Y llegó un momento en que dijimos ¡‘ya no queremos más de esto!’ por parte del público, porque ya estábamos en otros tiempos”.

“Cuando empezó el destape y eso de hacer cualquier cosa por ser elegida, eso ya a mí me parecía de mal gusto, porque ahí ya se pasaron ciertos límites”, lanzó.

¿Piscinazo old school?

La ex reina también se refirió al emblemático “piscinazo”, expresando su nostalgia por la sencillez y autenticidad de las primeras ediciones. “Si fuera un piscinazo como los originales sí me gustaría que volviera, porque era algo que llevaba un sello particular a este Festival de Viña Del Mar y creo que era lindo, porque no tenía nada de malo, ni de denigrar a la mujer, por lo menos para mí, es lo que yo siento. Sí me gustaría que volviera el piscinazo como era antes.”, compartió.

“Encuentro que era una actividad linda y como súper característica, era más simple, era ponerse un bikini y lanzarse a la piscina, y que la nueva reina hablara con la prensa”, aseguró.

Finalmente, Kenita Larraín destacó la importancia de la labor benéfica y el apoyo a comunidades vulnerables que se podría realizar con este concurso, por lo mismo llama a aprovechar la instancia, la cual claramente no le gustaría que la hagan desaparecer.

“Hay tanta tarea benéfica, tanto para hacer en Viña Del Mar y tanta gente que lo necesita, que ellos podrían hacer eso”. De hecho, confidenció que ella misma fue a visitar a familias afectadas por los recientes incendios de la zona.

“El otro día estuve en la Población Argentina de Quilpue, donde fui a visitar a algunas familias y llevamos algo de ayuda para los niños, para los animalitos y fue maravilloso. Poder conocer a personas tan lindas que tienen tanta necesidad actualmente, entonces todo lo que se pueda hacer para ayudarlos sería maravilloso”, concluyó Larraín, resaltando la necesidad de solidaridad y ayuda hacia quienes más lo necesitan.

Tags

Lo Último


Te recomendamos