Mundo

Museo del Cine de Hollywood: una gran historia de película, desde Marilyn Monroe a Tom Hanks

Inaugurado en Los Ángeles, es la mayor superproducción real del cine y el sueño dorado de la Academia de Hollywood, con 28 mil m2 de instalaciones donde se exhibirán todos los tesoros de la industria de los sueños.

Tom Hanks fue, nada menos, quien acuñó el concepto de que el Museo del Cine debía ser el “Partenón” de la industria en Los Ángeles y se dispuso a liderar la campaña de financiamiento de los US4400 millones que cosyço la obra. En la titánica iniciativa económica lo apoyaron muchos astros de Hollywood -Steven Spielberg, Barbra Streisand, Laura Dern, Eva Longoria, y Bob Iger, entre tantos, que seguramente se emocionaron este 30 de septiembre con la inauguración de ese templo de las películas, soñado desde que se creó la Academia de Cine en 1927.

Representa una fiesta del Séptimo Arte, que se comprometió acaso en la mayor superproducción de su historia de fantasías. En un formidable edificio-burbuja diseñado por Renzo Piano, se podrá ver parte de la más extensa colección relacionada con el cine: 12 millones de fotografías, 190 mil artículos de cintas clásicas, 80.000 guiones, 50.000 afiches y 20.000 diseños y bocetos. Hace 9 años, la Academia anunció la compra del Saban Building, un centro comercial de 1938 característico de las ciudades del oeste en el siglo pasado. Hoy, el museo mira en dirección al icónico cartel de Hollywood, a 5 km, y será un “símbolo instantáneo de Los Ángeles”, según el director de la nueva institución, Bill Kramer.

Diseñador del Centro Pompidou de París, el arquitecto Piano remodeló el Saban Building, junto al que construyó una gigantesca esfera, el Dolby Family Terrace, al que se conecta por puentes, y un cine-teatro, bautizado David Geffen Theatre, con una capacidad de mil plazas. Suma una superficie total de 28.000 m2 en el corazón de la Miracle Mile de Los Ángeles.

Para Hanks, debe “ser el Partenón de los museos”

Las instalaciones alojan desde ahora la colección del museo, que incluye objetos pertenecientes a Cary Grant, Katharine Hepburn, Alfred Hitchcock, Marilyn Monroe y John Huston, así como recreaciones de escenografías originales de películas como Star Wars, El mago de Oz y La La Land.

Allí están, además, los zapatos de Shirley Temple en El pequeño coronel, el traje de Salma Hayek en Frida, la primera máscara de Alien, la máquina de escribir donde se redactó el guión de Psicosis y las tablas de Los 10 mandamientos. Y se podrá cumplir el sueño mayor de un cinéfilo: tener en sus manos y posar con el mítico Oscar que nos lleva de Aquí a la Eternidad…

Tags

Lo Último


Te recomendamos