Noticias

“Se ensañaron con mi hermano”: familiares piden que “tomen presos” a quienes balearon a sujeto que intentó detener un asalto

Rodrigo Fernández falleció producto de cinco disparos recibidos en su pecho. Trató de proteger a dos personas que eran robadas en Lo Espejo.

Rodrigo Fernández

Con indignación, impotencia y temor están los familiares de Rodrigo Fernández, un hombre de 35 años que este jueves murió luego de ser acribillado por tres delincuentes que se encontraban asaltando a una pareja.

PUBLICIDAD

Fernández, padre de cuatro hijos, y reconocido por sus vecinos como un tipo alegre y generoso, tuvo un desenlace fatal ayer por la tarde luego de intentar evitar el robo a una pareja en las cercanías de una plaza de la comuna de Lo Espejo.

Según información proporcionada por funcionarios policiales, la víctima se encontraba en un taller mecánico en el momento en que los delincuentes tomaron por sorpresa a una pareja. Desde ese lugar Fernández salió rápidamente para intentar socorrer a uno de los asaltados, ya que el segundo había logrado escapar del sitio, sin percatarse que uno de los delincuentes portaba un arma de fuego que disparó en su contra, en siete ocasiones, de las cuales, cinco impactos de bala dieron en el tórax de la víctima.

Familia pide justicia por Rodrigo

Si bien aún no se da con los asaltantes, las investigaciones se han abocado a recoger la mayor cantidad de antecedentes de testigos del lugar y las descripciones físicas que han dado de los delincuentes.

Hombre que quiso ayudar a una pareja de un robo fue asesinado por el delincuenteOpens in new window ]

Respecto del trágico suceso, la hermana de la víctima, Betsabé Fernández, manifestó su indignación por un hecho que deja en evidencia la inseguridad del sector, aunque enfatizó en que su hermano falleció realizando una acción que retrató de cuerpo entero lo que Rodrigo fue en vida.

“Era un hombre alegre, querido y muy servicial. Mi hermano se fue, nos deja un dolor inmenso. estos tipos nos dejan un dolor como familia inmenso”, señaló Betsabé, quien apuntó que “sabíamos en algún momento Dios se lo iba a llevar, pero hizo algo bueno antes de partir”.

“Yo nunca pensé estar aquí, nunca pensé estar en esta situación, porque nadie se lo espera, porque esto es una pesadilla. Se ensañaron con mi hermano”, continuó.

“Por lo que sabemos asaltaron a dos jóvenes y él los defendió, seguramente como era, porque él era así, no era cobarde. Si tenía que ayudar a alguien siempre tenía buena disposición con todo el mundo. Espero que la justicia, por favor, se ponga los pantalones y de una vez por todas a estos gallos los tomen presos”, finalizó.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último