Noticias

El estremecedor testimonio de madre de Narumi contra Nicolás Zepeda: “No puedo dejar a ese demonio en libertad”

“Si pienso en Narumi que está llorando sola me dan ganas de matarlo”, dijo Taeko Kurosaki.

Durante este miércoles, por primera vez declaró la madre de Narumi Kurosaki, Taeko. Quien en un estremecedor relato, reveló mensajes que tuvo con su hija con respecto a quien fuera su novio, Nicolás Zepeda.

“Durante más de cinco años he sido destruida. Tengo una gran desconfianza hacia los humanos, dejé mi trabajo, me aíslo sin ver a nadie todos los días. Por eso me cuesta hablar. Puede ser que mi discurso sea largo, intercalado con silencios, pido disculpas por eso”, comenzó diciendo.

Respecto a la relación de su hija con Zepeda, Taeko recordó que una vez en Japón, “Nicolás se sintió excluido en una comida y reaccionó con mal humor”.

“Se vengó tomando la bicicleta de Narumi para irse de la casa y dejó la de él con una rueda pinchada”, mencionó.

Los mensajes de Narumi a su madre

  • 8 de septiembre: “Nico me pregunta insistentemente dónde estoy, con quién, cuándo y a qué amiga veo”.
  • 8 de septiembre: “Él me dice que soy mentirosa y está controlando a todas las personas con las que me relaciono. Se está poniendo peor y peor… ahora tuve que cancelar una junta que tenía con mis amigos en Francia”.
  • 8 de septiembre: “Quiero separarme de él”.
  • 27 de septiembre: “No sé si quiero a Nico, pero Nico me quiere demasiado. No me atrevo a dejarlo porque lo compadezco. No pienso en él todo el tiempo, pero Nico piensa en mí todo el tiempo”.
  • 29 de septiembre: “Nico perdió la cabeza, leyó todos mis mensajes en Facebook y borró fotos con chicos, ahora sólo veo el lado oscuro de ese hombre”.

“No puedo dejar a ese demonio en libertad”

Respecto al joven chileno, dijo que “es un gran mentiroso. Cuántas veces ha mentido durante este juicio (…). Desde el día que me di cuenta de que él era el culpable, desde ese día supe que nunca más vería a mi hija”.

“Traté de matarme muchas veces, me pegué en la cabeza contra el muro, hasta dejarme cototos. Traté de tirarme contra un auto en movimiento (...). No puedo dejar a ese demonio en libertad”, agregó.

Incluso, dijo que “si pienso en Narumi que está llorando sola me dan ganas de matarlo”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos