Noticias

María Begoña Yarza: “No queremos que la Reforma de la Salud sea un nuevo Transantiago”

La ministra de Salud sostiene que el cambio debe ser gradual y “aprendiendo en el camino” para llegar al Fondo Universal propuesto por el actual Gobierno.

La ministra de Salud, María Begoña Yarza, sabe que será duro concretar la Reforma de la Salud del Gobierno del Presidente Gabriel Boric. Pero dice que irán “paso a paso” en un tema que fue el primero mencionado en la parte sanitaria de la Cuenta Pública el miércoles 1 de junio en el Congreso en Valparaíso.

“Lo que anunció nuestro Presidente es el inicio del cambio la reforma. Al Fondo Universal de Salud (FUS) que proponemos todos aportaremos. También lo hará el Estado, que hoy entrega menos que lo que pide la OMS”, señala la secretaria de Estado.

- ¿Qué les diría a los afiliados a isapres que rechazan lo que se plantea?

- Los que quieran y puedan tener un seguro complementario pues, por ejemplo, deseen una habitación en solitario en un establecimiento privado, lo podrán tomar. No serán eliminados los prestadores privados ni las fundaciones, por eso quienes tienen su equipo tratante o un médico que los ha atendido siempre, seguirán asistiendo a esos lugares.

- ¿Pero tendrán que gastar más dinero entonces?

- Lo que pasa es que muy pocos cotizan el 7%. El promedio de pago en las isapres es cercano al 10%, con una parte que va la provisión de salud. Pero como mínimo un 15% de ese 10% va a la administración del seguro y a las ganancias. Proponemos que se aporte de forma solidaria el 7% para recibir, como bienes públicos, vacunas, exámenes preventivos, prestaciones y acciones sanitarias. Algunos seguramente llegarán al 10% que pagaban antes contratando un seguro complementario

- ¿Cómo piensan que se irá dando este cambio, que genera resistencias y debe pasar por un Congreso en el que ustedes no son mayoría?

- Debe ser paso a paso porque deseamos llegar lejos, como dice el Presidente. Ya tuvimos encuentros y los seguiremos teniendo para conocer experiencias de otros países que han hecho reformas de salud como la que queremos. Y para ir sumando en la práctica, en agosto y septiembre empezaremos a desarrollar en seis comunas programas pilotos de universalización de la atención primaria, que es nuestro eje. Serán atendidos los de isapres, Fonasa, fuerzas armadas y policías, y los que no tengan previsión. Cualquiera recibirá medicamentos, vacunas, controles integrales, tamizajes, etc. Eso nos ayudará a aprender. No queremos que la Reforma de la Salud sea un nuevo Transantiago. Queremos que sea como la Reforma Procesal Penal, que se dio de manera gradual y aprendiendo en el camino.

- ¿La idea es prevenir antes que curar además?

- La OMS busca fomentar los entornos comunitarios saludables, por eso enfatizaremos en la prevención y la promoción de la salud, que se dan en la atención primaria, el eje de la Reforma. Tenemos un 75% de la población con sobrepeso u obesidad, casi un 30% de hipertensos y cerca de un 13% de diabéticos. Son más de 11 millones de personas en total en esos grupos. Por eso la atención debe ser accesible y cercana en los territorios, y además con mucha educación. Si solo nos centramos en la curación siempre llegaremos tarde.

OTRAS TAREAS

- ¿Cómo asume la tarea que le puso el Presidente, con cifras y metas, de bajar las listas de espera?

- Ese tema lo empezamos a trabajar antes de asumir, con un grupo multidisciplinario. Y aumentaremos la productividad con una estrategia basada en los Centros Regionales de Resolución, CRR. El 44% de las listas de espera corresponde a cirugías mayores ambulatorias, por lo que ya están funcionando los primeros pabellones de CRR, que nos harán duplicar la productividad, pasando de 3,3 cirugías por pabellón a más de seis. Además, esos centros estarán abiertos de 8 de la mañana a 8 de la noche, y también los fines de semana, para además hacer radiografías, scanners, resonancias, exámenes, operaciones menores y diversos procedimientos. Luego, esa experiencia la traspasaremos a todos los hospitales del país.

- ¿Cómo abordarán la eutanasia, otro tema de la Cuenta Pública, que siempre causa polémica?

- En base a la mirada de nuestro Gobierno sobre los derechos humanos y de velar por la autonomía de las personas, este es un camino que hay que recorrer. Y estamos en mejor pie que antes para discutir este tema, pues ya hay planes muy concretos sobre cuidados paliativos oncológicos y no oncológicos. Hay un proyecto de ley que está para segundo trámite, al que le pondremos urgencia simple para resolver en treinta días. Queremos que la gente tome la mejor decisión teniendo a la mano todas las opciones.

- Pasando a los medicamentos, ¿cómo se asegura que los remedios seguirán siendo efectivos dado lo que implica la Ley de Fármacos II?

- Chile es reconocido a nivel mundial por tener una agencia regulatoria como el ISP de alto y muy buen nivel. Lo hemos visto con las vacunas contra el covid-19, con el ISP dando tranquilidad a todos. Por eso cuando un medicamento ingresa al país y es autorizado, todos tenemos la tranquilidad de que cumple con las condiciones exigidas. Con los remedios orales existe la posibilidad de la bioequivalencia y la intercambiabilidad, y los estudios muestran que tienen el mismo efecto que los que poseen un nombre distinto. El producto esencial es el mismo. En esta Ley de Fármacos II que estamos impulsando uno de los grandes cambios es que las recetas irán con los nombres y códigos internacionales, sin marcas. Esto es porque en consideramos que el efecto del medicamento es el mismo.

LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS

- ¿Comparte el reconocimiento hecho por el Presidente al Gobierno anterior por el manejo de la pandemia?

- Lo comparto totalmente. El Estado de Chile, mediante su Gobierno, ha tenido una respuesta consistente, usando todos los recursos disponibles. Por eso hace poco en una Asamblea de la OMS a la que asistí fuimos felicitados. Al resto del país les ha costado mucho instalar los refuerzos y hasta van en descenso, y el único destacado por subir las dosis diarias éramos nosotros.

- ¿Es factible la quinta vacuna o tendremos que ser inoculados una vez al año?

- Se requiere de un tiempo más para definir si hay quinta dosis universal o bien solo para grupos específicos de riesgo. Eso depende de los estudios que se están haciendo y de cómo reaccionan los distintos grupos etarios e incluso por ubicación geográfica. Y el mejor escenario es que el coronavirus se convierta en una enfermedad estacional y por ello nos vacunemos una vez al año, como pasa con la influenza.

- Finalmente, ¿qué ha sido lo más difícil de afrontar desde que es ministra de Salud?

- Como soy una funcionaria con harto tiempo en el sistema de salud público, llegar al Minsal es estar en un lugar que reconozco como propio. Me gusta trabajar en equipo, y además durante mucho tiempo laboré bajo presión, cuando era intensivista pediátrica. Luego me dediqué a la gestión, así es que nunca he tenido ritmos lentos. Lo que más me cuesta es dejar de hacer cosas de mi vida personal. Y además cada vez tengo menos tiempo para mi mamá, mis hijos y mi hermana.

Tags

Lo Último


Te recomendamos