Noticias

Prenden alertas por avión que aterrizó en Chile y tendría nexos con terroristas iraníes

Perteneció a la línea aérea Mahan Air, acusada de prestar apoyo al grupo islámico Hezbolá.

Sospecha por avión venezolana que pertenecía a aerolínea de Irán, acusada de terrorismo.

Impacto generó el reportaje de Meganoticias sobre la presencia de aviones venezolanos que tendrían nexo con terroristas iraníes y están sobrevolando en Sudamérica e incluso aterrizado en nuestro país, en más de una oportunidad. Siendo la última vez el pasado 22 de junio en el aeropuerto de Santiago, donde no bajó ningún pasajero.

Se trata de un Boeing de pasajeros 747-300 de gran tamaño, pero adaptado como avión de carga que se encuentra en la lista negra de Estados Unidos y Europa, puesto que antes de pasar a Venezuela, perteneció a la línea aérea de Irán, Mahan Air, acusada de prestar apoyo al grupo terrorista islámico Hezbolá a través de diversas actividades, tales como el traslado de armas, dinero, espías, personal militar y lavado de dinero.

Debido a esto, se sospecha de la presencia de organizaciones dedicadas al terrorismo que estarían tomando lugar en Chile y Latinoamérica a través de Venezuela.

Gabriel Zaliasnik, expresidente de la comunidad judía en Chile, asegura que son aviones pertenecientes a líneas favorables de la guardia revolucionaria islámica. Son aviones utilizados por Irán para transportar armas, misiles y drones a Damasco, Siria, y de ahí se trasladaban a Hezbolá en el Líbano”.

Desde el Gobierno del Presidente Gabriel Boric informaron que están al tanto de la situación, pero descartaron nexos con el terrorismo ni que signifique un riesgo para nuestro país.

“Es necesario aclarar que tanto el Ministerio del Interior como nuestras policías están al tanto de estos vuelos. Entendemos la preocupación y nos hemos puesto en contacto con ellos para dar cuenta de la información. Sí clarificar que hasta la fecha no hemos detectado ningún ilícito”, dijo la ministra del Interior, Izkia Siches.

Además, el subsecretario de la misma cartera, Manuel Monsalve, aseguró en la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados que todos los aviones que han aterrizado en Santiago son tripulantes venezolanos y “debidamente controlados y fiscalizados”, descartando la presencia iraní.

Presencia en Latinoamérica

El reportaje de Meganoticias dio cuenta de los sospechosos aterrizajes del avión en Sudamérica, con fines de espionaje.

“En Paraguay, un Boeing ingresó al país con una matrícula de vuelo y salió con una completamente distinta, además de que voló una gran distancia con poca carga y una numerosa tripulación. Fue el mismo presidente de Paraguay quien afirmó que hubo presencia de terroristas en ese vuelo. Luego, llegó a Argentina, sin siquiera despertar sospecha de las autoridades trasandinas”.

“La presencia de Irán en Latinoamérica a través de Venezuela, no es un tema de ahora con los aviones, hay una asociación que Irán ha intentado con Bolivia, Nicaragua. Ha habido un intento del régimen iraní de permear Latinoamérica hace mucho tiempo”, afirma Zaliasnik.

Solo basta recordar los dos ataques terroristas de iraníes en Argentina. En marzo de 1992, la embajada de Israel en Buenos Aires sufrió un atentado explosivo que dejó 22 muertos. Dos años después, en julio de 1994, el centro cultural y mutual de Israel, en la misma ciudad, un ataque cobró la vida de 85 personas.

Pese a los ataques ocurridos y de que aviones venezolanos estén transportados tripulación iraní, Venezuela, en más de alguna ocasión, ha negado el vínculo y ha desmentido la información.

Posibles espías

Es por todos esos antecedentes que el aterrizaje en Argentina alertó a las autoridades de dicho país y de los países vecinos también. Por posibles multas, la empresa encargada de vender combustible en Ezeiza, les niega la operación. Por ello, la tripulación decide ir hasta Uruguay, pero ahí alertados por las autoridades paraguayas, no le permitieron la entrada.

Por ello, se devuelven a Argentina y parlamentarios trasandinos le pidieron explicaciones al gobierno del motivo que no se adoptó ninguna medida, más considerando que se comprobó que el piloto a cargo era un reconocido terrorista iraní, Gholamreza Ghasemi.

En consecuencia, el avión fue retenido. La fiscalía argentina verificó que la identidad del piloto era real. Una de las líneas investigativas apunta a una operación de inteligencia cibernética para espiar y ayudar a gobiernos latinoamericanos, entre ellos el chileno.

Tags

Lo Último


Te recomendamos