Social

Veterano del amor: Álvaro Morales confesó a qué edad tuvo su primer encuentro sexual

“Estaba lleno de trancas” sinceró en “Juego Textual” y recordó, además, cuando lo secuestraron en Isla de Pascua al grabar “Iorana”.

El actor contó de su antigua relación amorosa con Katherine Salosny en el late "Pero con respeto", de CHV.

El actor Álvaro Morales fue uno de los invitados al programa de Canal 13, “Juego Textual”, donde recordó sus gustos de infancia por la cultura china y las artes marciales, la vez que fue secuestrado cuando grababan la teleserie “Iorana” en Isla de Pascua, su emprendimiento gastronómico y, también, la vez que perdió la virginidad, con una mujer mayor.

“Yo desperté muy tarde a la sexualidad, a los 22 años, que para mi época era estar súper atrás...me pusieron al día, fue con una niña mayor”, contó sin tapujos, en el capítulo que saldrá emitido este martes, donde entregará más detalles respecto a su primera vez en las ligas amorosas. Tardanza que se debió a rollo de niñez.

“Yo estaba lleno de culpas y de trancas, tenía el pensamiento de que había que llegar virgen al matrimonio”, comentó, debido a una crianza religiosa.

Además, se refirió a su alejamiento de las teleseries y la vez que lo raptaron unos pascuences.

“Cumplí 50 años y pasaron algunas cosas en mi vida”, reveló. “Yo estuve varios años contratado, pero las teleseries empezaron a cambiar, y de hacer varias al año empezó a ser una que duraba más de un año, y tenías que estar esperando casi un año a que te contrataran de nuevo, llamarlos por teléfono, entonces dije ‘Ya está, mejor me dedico a otra cosa y voy a concretar un sueño que tenía guardado’”, explicó el actor, cuya última producción fue “Hasta encontrarte”.

“No tenía miedo”

Respecto a su recordado personaje en “Iorana”, que le significó su primer protagónico en 1998, el actor reveló la experiencia cuando unos nativos lo llevaron a pasear sin razón aparente, ni tampoco preguntarle.

“Estoy esperando y de repente siento un relincho. Me doy vuelta y hay un caballo y un señor gigante con plumas, muy pectorálico, y me dice ‘¿Qué haces tú aquí?’, señaló.

De igual forma, dejó en claro que no sintió miedo, porque no fue en tono amenzante.

“No tenía miedo porque caché que ya había entrado en onda con ellos. En ningún caso fue amenazante ni nada”, indicará Álvaro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos