Tacómetro

Fatiga de conductores: “En Chile hay que alinear el marco legislativo con la realidad”

El 25% de la población adulta tiene enfermedades relacionadas al sueño, un 12% presenta somnolencia aguda y el 23% de los accidentes vehiculares son causados por fatiga o distracción.

referencial
referencial

La vida de un camionero no es fácil y su trabajo es uno de los eslabones claves en la cadena de suministros. Esta labor demanda largas jornadas manejando de un lugar a otro, en ocasiones sin parar. Estas condiciones de trabajo generan fatiga en los conductores, gatillan contratiempos, pero aún más preocupante es la posibilidad de ocasionar accidentes derivados del cansancio.

Si bien existen normativas que regulan el trabajo del conductor, como el artículo 25 bis del código del trabajo; no existe un mecanismo 100% efectivo que advierta si la persona ha descansado las horas establecidas o no. A modo de ejemplo, según cifras de Conaset, el año 2021 hubo 6.745 accidentes de camiones, lo que representa un aumento de un 17,8% respecto del año anterior por cada 1.000 vehículos de carga, lamentablemente algunos de ellos con resultados catastróficos.

Para el gerente general de GPS Chile -empresa que lleva más de 20 años integrando soluciones que aporten a la seguridad al rubro del transporte-, Mario Yáñez, una de las oportunidades que tiene la industria para revertir la tasa de accidentalidad tiene que ver con el control de la normativa vigente. “En Chile la normativa es buena y tiene mucho de leyes existentes en países desarrollados, no obstante, requiere de herramientas que faciliten la fiscalización. Por ejemplo, en Estados Unidos un policía puede detener un camión y al ingresar a la cabina, existen dispositivos que entregan un registro electrónico del tiempo de conducción de los choferes, esto permite identificar si un conductor puede estar fatigado por exceso de horas de trabajo. Esa ley allá se llama ELD o Electronic Logging Device. En Chile, también la tenemos, sin embargo, no se cumple porque no es una obligación implementar dicha tecnología. Para evitar esto hay que alinear el marco legislativo con la realidad”, dice Yáñez.

Según un estudio de CONASET, el 25% de la población adulta tiene enfermedades relacionadas al sueño, un 12% presenta somnolencia aguda diurna y el 23% de los accidentes vehiculares son causados por fatiga o cansancio, para Yañez, “Estas cifras son un llamado de alerta y dan un valor relevante al control de la fatiga como un factor a tener en cuenta al momento de formar a los conductores en buenos hábitos de conducción, ya que no solo puede ayudar a reducir la tasa de accidentes, sino también costos por multas de tráfico y primas de seguros”.

Para el ejecutivo de GPS Chile, la implementación de tecnologías como ELD o los sensores de fatiga son una oportunidad para controlar las condiciones de conducción de los camioneros y reducir la tasa de accidentes. “Hoy en Chile, existe una baja tasa de incorporación de dispositivos de control de flotas o fatiga, aproximadamente un 13% versus el 43% de penetración que vemos en países como Estados Unidos y en nuestra experiencia con más de 2.500 clientes, vemos como aquellos que han invertido en la integración de tecnologías para controlar la fatiga han podido disminuir sus tasas de accidentes. Por lo mismo, herramientas tecnológicas como “el copiloto virtual” que nosotros tenemos, que les avisan a los conductores cuándo están fatigados antes que ellos se den cuenta según las conductas que ellos tienen al momento de conducir, son tan importantes de implementar dentro del rubro, para evitar fatalidades o accidentes innecesarios.”, finaliza Mario Yáñez.

Tags

Lo Último


Te recomendamos