Tacómetro

Renault Avantime:

El monovolumen futurista que se adelantó a su tiempo

renault

Una mezcla de conceptos que permitían al mismo tiempo llamar la atención, rutear con total comodidad, disfrutar del aire exterior y llevar a toda la familia.

Imagina que vives en Europa justo en el cambio de milenio, donde quieren reinventar el automóvil uniendo varios conceptos en un vehículo único en su clase… Este fue el caso del Renault Avantime, un auto introducido al mercado en el año 2001 como un intento de combinar la elegancia de un coupé con la practicidad de un monovolumen. Este automóvil, producido por Renault, se destacó por su diseño vanguardista y su enfoque innovador.

El proceso de desarrollo del Avantime comenzó a fines de la década de 1990, cuando Renault se propuso crear un automóvil que desafiara las convenciones del diseño automotriz. El proyecto fue liderado por Patrick le Quément, el director de diseño de Renault en ese momento, quien buscaba romper con las formas tradicionales y ofrecer algo completamente nuevo en el mercado. Es por esto que Thierry Metroz diseña el Renault Avantime concept, el cual fue presentado como prototipo en 1999, recibiendo críticas positivas por su innovadora propuesta.

Es por esto, que en el Salón de París del año 2000 se presenta la versión definitiva del modelo, con miras a llegar a los concesionarios durante el 2001 y revolucionar la forma de moverse con estilo, comodidad y refinamiento.

El Renault Avantime, que se mantuvo fiel en un 95% al prototipo original, presentaba una carrocería de dos puertas y capacidad para cuatro ocupantes, con un estilo que fusionaba elementos de un gran turismo con la “versatilidad” de un monovolumen. Y eso de versatilidad lo dejamos entre comillas, ya que para dotarlo de mayor estilo, se eliminaron las puertas traseras, dejando únicamente dos puertas enormes con unas complicadas bisagras que tendían a fallar.

Eso sí, a su favor hay que destacar que uno de los aspectos más destacados de su diseño era el techo panorámico, que se extendía desde el parabrisas hasta la parte trasera del automóvil, brindando una sensación de amplitud y luminosidad en el habitáculo, lo que complementaba a la perfección el atributo de poder bajar todas las ventanas sin pilares en el centro de la carrocería y combinaba con la carrocería pintada en dos tonos.

En cuanto a la mecánica, el Avantime estaba disponible con diversas opciones de motorización a combustión, lo que claramente fue un problema, ya que las complicaciones a la hora del mantenimiento eran excesivas, ya que no había demasiado espacio para poder realizar esta tarea con facilidad. Además, incorporaba tecnologías avanzadas para la época, como el control de crucero adaptativo y el sistema de navegación, las cuales aún no estaban tan bien desarrolladas.

A pesar de su diseño innovador y características únicas, el Renault Avantime enfrentó desafíos en el mercado. Su precio era exageradamente alto de unos 35.000 euros de la época, lo que contribuyó a la falta de aceptación generalizada de su concepto híbrido entre deportivo y monovolumen. Todo esto marcó uno de los mayores fracasos en ventas para la marca del rombo.

renault

Las expectativas de ventas eran elevadas, con la previsión de comercializar 15.000 unidades durante el primer año, de las cuales solo se vendieron unos 3.900 autos, lo que supuso su sentencia prematura.

Después de solo tres años de producción, en 2003, Renault tomó la decisión de cesar la fabricación del Avantime tras 8.557 ejemplares producidos. Aunque su paso por el mercado fue breve, el vehículo dejó huella en la historia del diseño automotriz, siendo recordado como un experimento valiente que desafió las convenciones establecidas y fracasó en el intento.

A lo largo de los años, el Renault Avantime ha ganado un estatus de culto entre los entusiastas del automóvil y los coleccionistas, apreciando su singularidad y su contribución a la exploración de nuevos territorios en el desarrollo de los vehículos. Aunque claro, con puertas traseras de apertura suicida y mecánica eléctrica perfectamente podría ser un modelo exitoso en nuestros tiempos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos