El Ministro de Transporte, Andrés Gómez-Lobo fue enfático en decir que desde el Ejecutivo “están a favor de mejorar los sistemas de transporte con las nuevas tecnologías, pero que lo que no pueden permitir es un tipo de transporte público que no cumple la normativa vigente”. Además instó a la ciudadanía a “utilizas aplicaciones con conductores profesionales y que tienen los vehículos que la ley exige (…) no los que no cumplen con la normativa vigente”.

Pero luego que se planteara que se retirarán los autos de Uber y Cabify “como cualquier vehículo pirata” y se anunciaran sanciones que van desde las 14 a 20 UTM -$680 mil a $906 mil- tanto como para el conductor del vehículo, como para el que se traslade en el auto infractor, las reacciones de parte de los usuarios de estos servicios no se hicieron esperar.

Bajo la premisa “#UberSeQueda: Libertad para elegir como nos movemos en Chile" un grupo llamado “Chilenos Libres” ocupó la plataforma internacional Change.org para realizar una petición pública dirigida tanto para el Ministro Andrés Gómez-Lobo, como para la Presidenta, el Gobierno de Chile y el Subsecretario de Transportes, Cristián Bowen. 

En ella afirman “oponerse férreamente a las mociones de ciertos gremios de conductores de taxis básicos que buscan prohibir el uso de un sistema que no ha hecho más que traer beneficios a una gran mayoría de chilenos, que cansados por los constantes abusos, hemos encontrado una solución real, eficiente, cómoda y segura para movilizarnos”.

El llamado de la petición, que hasta el momento del cierre de esta nota tenía casi 2.000 simpatizantes- es al Gobierno de Chile y al Ministro de Transportes y Telecomunicaciones “para que se tomen las decisiones adecuadas tomando en cuenta también la opinión de quiénes serán los principales afectados por ellas, con una visión de largo plazo que permita la sana competencia y tenga como fin último el bien común de todos”.

Entre quienes han firmado la petición, que se puede viralizar a través de Facebook, Twitter o correo electrónico, destacan mensajes de apoyo el de Roberto Guzmán que dice: “El sistema de transporte era pésimo hasta que llegó UBER, necesitamos medios de transporte colectivos y honestos” o el de Pia Medina que afirma “es lejos el sistema más confiable, no hay manipulación de dinero, si se te pierde algo puedes recuperarlo (Por ejemplo: si se te cae tu celular nuevo, lo recuperas. No pierdes $400.000 y luego suena apagado), nadie te baja del taxi porque ‘no va para allá’, o ningún Uber se molesta porque no tengas billetes chicos, puedes contactar al conductor, siempre sabes a cuánta distancia está de ti, puedes compartir tarifa, tus cercanos pueden saber por dónde vas…¡Un mundo de diferencia!”

A ellos se sumaron los comentarios en Redes Sociales con el hashtag #UberSeQueda donde personalidades como Juan Yarur difundieron la petición llamando a “firmar y compartir para llamar la atención de las autoridades” y diciendo que “es como si las radios se quejaran de que existe Spotify”; sumado a decenas de usuarios que se manifestaron a favor de que Uber y Cabify sigan en el mercado.

Lee la petición aquí.

PB/MC