Es la aplicación de moda. Todo quieren, por lo menos donde está disponible, descargarla para revivir unos de los pasatiempos que se tomó las calles del mundo: imitando al intrépido Ash Ketchum, recorrer todos los rincones para capturar a unos especiales seres con características únicas.

Bajo el nombre de Pokémon Go, este desarrollo suma día a día adeptos gracias a la capacidad de compatibilizar las prestaciones de un teléfono celular con la realidad aumentada para lograr recrear ese sueño infantil, tal como lo explicó a Publimetro Guillermo Bustamante, director de la Escuela de Comunicación Digital y Multimedia de la Universidad del Pacífico.

"Pokémon Go parte de la base de hacer que el usuario sea un entrenador de Pokémon. Lo hace ir a buscar pokemones en el mundo real y utiliza el teléfono como interfase. La aplicación activa el GPS y la cámara para poder rastrear pokemones. La realidad aumentada lo que hace es permitir interactuar, mostrando, acercando, haciendo reales objetos que no existen gracias a la función de la cámara".

Si bien la tecnología es un elemento central, para el académico este juego va un poco más allá, ya que "apela a la nostalgia del usuario, por eso es que ha tenido tanto éxito. Todos en algún minuto jugamos Pokémos y quisimos capturarlos y ahora lo que hacemos es traspasarlo al mundo real y esta aplicación nos da la posibilidad".

"Todos tuvimos un Pokémon cuando chicos y quisimos entrenarlo. Ahora tenemos esa posibilidad enmascarada con tecnología", aseguró.

Al alcance de todos

Para Guillermo Bustamante, además de la nostalgia, hay un elemento fundamental: la utilización de Pokémon Go es sencilla y no requiere que el usuario realice muchas operaciones. "La tecnología es transparente, no se da cuenta que trabaja con realidad aumentada, quiere la experiencia".

Por último, el director de la Escuela de Comunicación Digital y Multimedia de la Universidad del Pacífico advirtió que "lo primero es no desesperarse si no están todas las funciones habilitadas. Lo segundo es entender que por mucho que nosotros queramos tenemos que tener ojo: la app nos puede llevar a espacios no seguros para buscar un pokémon, ojo al cruzar la calle y con la batería del equipo, que se puede agotar más rápido (...) Plan de datos y todo lo demás".