logo
El Gráfico Chile
Protestas fuera del estadio Romelio Martínez de Barranquilla, mientras jugaban América de Cali y Atlético Mineiro / APProtestas fuera del estadio Romelio Martínez de Barranquilla, mientras jugaban América de Cali y Atlético Mineiro / AP
El Gráfico Chile 14/05/2021

Fútbol en medio del estallido: los tensos días de Libertadores en Colombia

Tres partidos de la Copa se jugaron en Colombia en la semana, con protestas a pocos metros y gases lacrimógenos en el aire. En uno de ellos pusieron reggaeton para tapar los estruendos de las calles aledañas.

Por : El Gráfico Chile

“Da tristeza la indolencia de un ente tan grande a nivel sudamericano e internacional como es la Conmebol”, se lamentaba el futbolista Luis Paz, del América de Cali, tras el accidentado compromiso de este jueves entre su equipo y el Atlético Mineiro por Copa Libertadores. 

El encuentro que se jugó en Barranquilla, y terminó con triunfo 3-1 para los brasileños, estuvo marcado por la tensión que se sentía en el ambiente a raíz de la represión a las protestas que se estaban desarrollando a escasos metros del estadio Romelio Martínez, enmarcadas en el estallido social de Colombia.

Al igual que Paz, el DT de América de Cali, Jersson González, también manifestó su impotencia por jugar un partido de fútbol en medio de álgidas jornadas de protestas. “Los gases y toda la situación que vivimos me dan tristeza. Me duele por mi país y me da mucha desilusión lo que está pasando. En esas condiciones no se puede jugar al fútbol”, expresó.

Y claro, el encuentro entre los “Diablos Rojos” y Atlético Mineiro se tuvo que interrumpir en ocho oportunidades, fundamentalmente por lo intolerable que eran para los jugadores los gases lacrimógenos que a metros del estadio la policía le lanzaba a los manifestantes. El efecto del elemento disuasivo también afectó a quienes intentaban mantener profesionalismo dentro de una cancha a pesar de las circunstancias.

En redes sociales, cientos de usuarios compartieron registros de las protestas que se estaban produciendo en los alrededores del Romelio Martínez de Barranquilla, mientras Mineiro derrotaba al América. Un día antes, en ese mismo recinto y en condiciones similares, Junior y River Plate igualaron 1-1.

El reggaeton irrumpe en la Libertadores

En la previa del arranque del duelo entre Junior y River, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, entregó una vergonzosa declaración. “El ‘Muñeco’ Gallardo pidió que pusieran música para distender el ambiente. Están escuchando reggaeton y calentando. No hay ningún problema. Pidió para distender el ambiente, pensar en cosas positivas”, declaró la autoridad local en TyC Sports.

Según apuntó ese mismo medio, desde el lado de River Plate descartaron que Gallardo solicitara colocar música para evitar que se escucharan los estruendos que venían de las calles aledañas. Es más, en declaraciones posteriores, el propio “Muñeco” fue claro en decir que “se jugó escuchando estallidos”.

Marcelo Gallardo afectado por los gases lacrimógenos / Foto: AP

Ese mismo miércoles en que Junior y River se enfrentaban en medio de un tenso escenario en Barranquilla, Atlético Nacional y Nacional de Montevideo vivían una situación similar en la ciudad de Pereira. Es más, el inicio del duelo entre colombianos y uruguayos se retrasó una hora como consecuencia de las dificultades que tuvieron ambos elencos para trasladarse al estadio Hernán Ramírez Villegas.

La delegación charrúa insistió hasta último momento en que el partido no se podía llevar a cabo. Nacional utilizó sus redes sociales para difundir las protestas que se estaban desarrollando en las inmediaciones de su hotel de concentración.

Incluso la tensión se hizo sentir en un altercado que hubo entre los planteles de los dos equipos involucrados. Nacional acusó falta de “empatía” del conjunto local, de hecho en su ingreso al estadio los uruguayos encararon a sus pares colombianos. Ya en la cancha, el capitán charrúa Gonzalo Bergessio volvió a la carga con el mismo tema.

La tensión se tomó la semana de Copa Libertadores en Colombia, país que junto a Argentina tendrá que albergar la próxima edición de la Copa América. El inicio de certamen continental de naciones está programado para el próximo 13 de junio.