Movilidad social, prestigio y no ser estafados: los criterios que tienen los estudiantes para escoger su carrera universitaria

Hoy los estudiantes cursarán la segunda jornada de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), y muchos de ellos participarán del Proceso de Admisión 2018, el cual es visto con incertidumbre por ellos y sus familias. 

Por Javiera Ortiz

Este martes finaliza la PSU 2017 y se abre otro con más incertidumbres que respuestas: la hora de escoger la carrera y universidad a la que se desea postular. ¿Cuáles son las razones por los cuales los estudiantes deciden una opción por sobre otra?

Según el estudio "Elección de carrera y universidad en Chile" realizado por el Centro de Investigación Avanzada en Educación (Ciae) de la Universidad de Chile, los criterios mayoritariamente usados por los estudiantes para escoger sus carreras serían mantener la "posición social" a la cual pertenecen o mejorarla, entendiendo que lo que se decida estudiar significaría un rol en la sociedad.

Los electores del segmento tradicional alto

Tal como explica el investigador del centro, Víctor Orellana, existirían distintos tipos de electores, entre ellos el de clase alta tradicional y los de segmento medio bajo. Los primeros escogerían sus carreras, "por la idea que ellos y su círculo social tienen respecto de ciertas universidades y carreras. Lo que se busca es estudiar en universidades tradicionales, o bien en aquellas que sus cercanos validan. El énfasis está puesto en perpetuar el privilegio".

Así, por ejemplo, la Universidad de Chile sería vista como más heterogénea, este tipo de estudiantes tendría peligro de las movilizaciones, mientras que la U. Católica daría una sensación de orden. "Aquí criterios como la acreditación no serían relevantes porque optan a universidades tradicionales, sino que un tema identitario y de prestigio que el estudiante desea mantener", agrega Orellana.

Los electores de segmentos medios y bajos

Al contrario, los electores del segmento medio y bajo sí considerarían la acreditación como un criterio relevante de considerar, como método de evitar que los planteles cierren, como el caso de la Universidad Arcis o Del Mar. "Hace que el panorama sea más claro y con menos incertidumbre. Con la acreditación la familia contaría con más detalles para evitar situaciones de conflicto", precisa el magíster en Ciencias Sociales.

"Existe un nuevo elector de segmento nuevo y bajo que no tiene familia que ha entrado en la universidad, entonces tener información como la acreditación es relevante. Sin embargo, esta información se utiliza de forma binaria. Esta universidad sí porque cumple con acreditación, pero no ahonda en los detalles", explica Orellana.

En general los estudiantes tomarían sus elecciones de forma racional, considerando pro y contras, considerando primero el área de interés, luego la carrera y finalmente la universidad donde será estudiada, donde la publicidad de las casas de estudios ya no serían relevantes a la hora de escoger donde estudiar.

¿En qué se deberían fijar también los jóvenes?

Uno de los criterios ausentes por parte de los estudiantes fueron los económicos, a diferencia de lo que pudiese pensar estos dejaron de ser determinantes para los estudiantes. "Cuánto costará la carrera o el sueldo que se ganará siendo profesional no determina en última instancia la elección. Este hecho llama la atención, ya que los estudiantes tendrían la sensación que gracias a las ayudas estudiantiles del Estado, como becas o créditos, este punto no sería tan relevante", finaliza el investigador de la Universidad de Chile.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo