Caso "Si yo fuera rico" de la vida real: PDI sigue las huellas del misterioso Kino robado en Iquique

Todo comenzó cuando el ganador a cobrar el premio con la misma señora que le vendió el cartón. Ella lo puso en su cartera y justo la asaltaron. Serán los detectives quienes busquen los rastros del ticket perdido.

Por Jaime Liencura

En Iquique no hay ningún Facundo Grandinetti, no existe Renca Junior, ni tampoco Erick Ferrada, como en la teleserie "Si yo fuera rico" de Mega. Lo que sí existe es el caso de un Kino ganador que se robaron. ¿Pero cómo? Todo se supo la semana pasada, cuando el iquiqueño Pablo Luti (31) quiso cobrar los $423 millones que se ganó con "El chanchito regalón". Pero a causa del problema que tuvo, ahora está con el alma en un hilo porque desconocidos sustrajeron el cartón ganador.

El drama comenzó el pasado 29 de enero cuando se dio cuenta que se había convertido en millonario. Con el objetivo de cobrar el premio, se acercó al mismo lugar donde compró el ticket. Allí la señora que se lo vendió le hizo llenar un formulario para gestionar el pago. Por motivos que se desconocen, la mujer decidió llevarse el ticket ganador en su cartera pero justo ese día, antes de llegar a su casa, la asaltaron. Desde ahí Luti ha vivido un infierno que ahora la PDI intentará aplacar.

Ello pues este organismo es el que está siguiendo los detalles del caso. Así al menos lo confirmaron a La Estrella de Iquique, medio al que la policía civil aseguró que ya recibió una denuncia por el robo.

Señora se defiende

Cabe recordar que, tal como lo informó Publimetro, la señora que acusa el asalto aseguró que ella también es una "víctima". Ello pues -según su versión- en la cartera no sólo llevaba el Kino ganador sino que también unos $6 millones correspondientes a la recaudación del día de los dos locales que ella administra.

"Llevaba más de $6 millones de la recaudación de dos locales, mi celular, tarjetas bancarias y el boleto ganador que había entregado horas antes el beneficiario", indicó la mujer, cuya identidad se mantuvo en reserva.

Asimismo, sostuvo que estuvo cuatro horas declarando ante detectives de la PDI, quienes además registraron toda su casa. Estos habrían mantenido entrevistas con cercanos para conocer cómo es que se produjo el asalto. Los detalles de su declaración se pueden ver en el artículo que escribimos al respecto titulado "Más detalles del Kino Robado". 

La trágica muerte de quien fue acusado de robar un Kino

Por otra parte, el caso de Iquique ha revivido la historia de un santiaguino que vivía en Lo Prado y que fue acusado por su amigo de toda la vida de robar un Kino ganador.

El caso comenzó en 2007 cuando Mario Burgos se ganó $1.080 millones en el sorteo de octubre de ese año. Según acusó en su momento, mientras planeaba cómo cobrar la plata, llegó a su casa su amigo Rolando Fernández a pedir $500 prestados. Con el objetivo de sencillar, dejó la casa a cargo del vecino y en ese momento este se habría llevado el cartón, que estaba en una mesita de noche al lado de la cama de Burgos.

Tras darse cuenta del robo, el malogrado hombre llevó el caso a la Justicia. Por cuestiones del destino -y quizás porque no tenía plata para contratar al mejor abogado del mundo- perdió. Básicamente no hubo forma de comprobar que él era el dueño del cartón. Aún así, para que se calmara y dejara de reclamar, Fernández le dio $39 millones de los $1.080 que cobró con el cartón del Kino.

Pero no todo fue color de rosas para Fernandez, el acusado de robar el ticket. Con el correr de los años, comenzó a vivir varias desgracias: un familiar murió en extrañas condiciones, su hija de 14 años tuvo una seria complicación y, tras algunos meses, él mismo chocó en su auto. El accidente lo dejó parapléjico. Tras meses de agonía, falleció. La historia completa se puede leer en el artículo titulado "A propósito del Kino robado en Iquique, el desgraciado y fatal desenlace del santiaguino acusado de hurtar y cobrar el boleto de un amigo".

 

¿Qué pasará con el premio?

Volviendo al caso inicial. Una vez que se supo del supuesto asalto a la señora de Iquique, Pablo Luti viajó a Santiago con el objetivo arreglar las cosas directamente con Lotería. No obstante,en la compañía le informaron que están atados de mano. La única esperanza que tiene es esperar: si no aparece nadie con el boleto en 60 días, él podría reclamar su premio.

El problema está si es que alguien llega hasta las oficinas con el cartón premiado y decide cobrar la plata. En ese escenario, será el Ministerio Público el que deba elegir a quién darle el dinero. ¿Por qué? Las reglas dicen que el premio se paga al portador del Kino. Para más detalles, recomendamos leer el artículo "Extraviaron su boleto: Iquiqueño que ganó la Lotería no puede cobrar su millonario premio".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo