logo
Nacional
 /
Nacional 14/07/2021

Clínica Las Condes: cuatro personas recibieron tercera dosis antes que Alejandro Gil

Clínica Las Condes reveló que en marzo y abril ya vacunó tres veces a algunas personas y entonces la Seremi de Salud no le abrió sumario.

Por : P.P.M.

La Clínica Las Condes indicó a la Seremi de Salud Metropolitana que antes de Alejandro Gil otras cuatro personas recibieron terceras dosis contra el covid y nadie les abrió un sumario sanitario. Así lo indica el documento que contiene los descargos del centro hospitalario privado a la autoridad sanitaria. Esto, por la investigación abierta luego de que se supo que el presidente del directorio de la clínica recibió una tercera dosis de Pfizer contra el covid-19.

El caso contra la Clínica Las Condes estalló la semana pasada, luego de que se supo que Alejandro Gil recibió una tercera dosis. Debido a ello, el gobierno lo denunció por una presunta apropiación indebida ante la Fiscalía Oriente y a su vez el organismo persecutor abrió una investigación en su contra. Eso se suma al sumario sanitario que ahora respondió la clínica.

Según publicó Teletrece, Gil no es el primer vacunado con una tercera dosis. De hecho, por eso la clínica solicita que el sumario se deje sin efecto. Por una serie de vicios, que según sus abogados se cometieron. La clínica da cuenta de que Gil no sería el primero, sino el quinto en recibir una tercera dosis. “A raíz de los hechos acusados, la clínica analizó todos los antecedentes relativos a los distintos EPROs en sus dependencias. Se detectaron 4 EPROs debidamente informados a la autoridad sanitaria”, dicen.

Clínica Las Condes detalla

Estos casos ocurrieron en marzo (18 y 31) y abril (13 y 14) pasados.

La Clínica Las Condes se amparó en ello para recordar que “la autoridad no inició sumarios sanitarios. Pero ahora cambia radicalmente de opinión. Sin mayor fundamento inicia un procedimiento sancionatorio por una conducta que en el pasado no le formó la convicción de concurrir infracción sanitaria alguna”, asegura el documento.

Y en cuanto a Alejandro Gil se asegura que “carecía de la inmunidad otorgada por el programa de vacunación asociado a Sinovac. Lo anterior no es baladí para la salud e integridad física de quien, por lo demás, es un paciente de alto riesgo de contagio. Por ser adulto mayor y debe necesariamente asistir al recinto hospitalario. Padece diversas preexistencias médicas”, dicen.

Además, argumentan que como a la fecha de la tercera dosis de Gil no estaba vigente ningún calendario de vacunación, “no concurre una vulneración de los lineamientos de vacunación”. Además de eso, dicen que “como son vacunas voluntarias no existe una vacuna nominativa asignada a un habitante singular”.