Samba y Kabuki, los robots bailarines de Nissan

Los encargados de la pintura en la planta de la marca en Brasil hacen su trabajo con ritmo y eficiencia.

Por José Contreras

Hace un tiempo que Nissan viene haciendo videos de “homenaje” al cuerpo de robots que trabaja en la planta de la marca japonesa en Resende. Conocimos a la Señora Tetoboto y a Hércules en la serie “RE-Bot”, pero ahora es el turno de los bailarines de la fábrica.

Se llaman Samba y Kabuki, por las danzas típicas de Brasil y Japón, y trabajan en la cámara de pintura de Resende. Después de la primera mano hecha por humanos, viene el turno de la base, en donde ambos robots sacan a relucir todo el ritmo, con movimientos acompasados y coordinados.

Ellos se encargan del color y la personalidad a todas las piezas del auto. Después, otros robots ponen el barniz y con eso se cierra el trabajo de la pintura, llamado “3 Wet”, el cual se realiza en secuencia y sin necesidad de esperar secado entre ellas, lo que permite un trabajo más rápido.

En total, Samba y Kabuki pintan unos 560 conjuntos de piezas cada día, a un ritmo de 32 por hora. Parachoques, molduras y capas de retrovisores, todo pasa por el baile de los robots, los cuales hacen su labor de forma sustentable, sin ocupar pintura de más.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo