Presentado por:

Logotipo
Comercial

Consejos para dar el salto: diagnóstico capilar, el primer paso para el cuidado del cabello

No se trata sólo de saber qué tipo de cabello tienes, sino que también cómo tratar el cuero cabelludo y la hebra capilar.

Olio Supremo

Cada cabello tiene sus propias necesidades. De hecho, está comprobado que no todos los cabellos se comportan de igual manera. Por lo tanto, lo primero que los especialistas recomiendan a sus clientas es que se realicen un diagnóstico capilar.

“Con ello podemos descubrir qué tipo de cabello tienen, cómo tratar su cuero cabelludo y hebra capilar. No sólo es importante el pelo sino también la piel de la cabeza. Una vez definido eso, indicamos la mejor rutina para su cuidado”, afirma Gabriela Beaumont, gerenta de Marketing de Palumbo.

“Lo que sí podemos aconsejar, de manera general, es que el agua muy caliente y los productos con sal, sulfatos y minerales pesados, nunca son buenos para ningún tipo de cabello”, agrega.

Mientras que Víctor Lagos, hairstylist y educador en Pichara, señala que “siempre lo más recomendado es cepillar el cabello con un peine de dientes suaves, además de desenredar y eliminar el riesgo de rotura”.

Agregó que “esto ayudará a mover la grasa del cuero cabelludo y, sobre todo, es ideal para quienes tienen problemas de cuero cabelludo graso y puntas secas”.

Víctor Lagos

Similar opinión manifiesta el estilista Andrés García, quien señala que como cuidados generales: desenredar el cabello con el cepillo o peineta adecuados, siempre partiendo desde las puntas, pasando por medios y llegando al crecimiento. “También debemos evitar el lavado diario, procurar elegir shampoo y acondicionador de buena calidad, los cuales deben cumplir con las necesidades de cada cabello. Y, por último, aplicar mascarilla de tratamiento una vez por semana”.

Para la experta de Palumbo, además de elegir el producto capilar adecuado, es importante que este sea profesional, de marcas conocidas y respaldadas en el mercado de la belleza y especialistas en cabello”.

Advierte, Gabriela Beaumont, que también es esencial para el cuidado del cabello que se corten, al menos las puntas, cada dos a tres meses, lo que incentiva el crecimiento y elimina las puntas partidas. “Las puntas resecas y partidas no se recuperan — enfatiza—, no se vuelven a unir. Lo único que realmente funciona, es la prevención con aceites especiales y el cuidado general del cabello”.

¿En invierno, hay cuidados especiales?

De acuerdo con la gerenta de Marketing de Palumbo, “para invierno lo que se recomienda es nutrir el cabello y prepararlo para el verano, que viene con sol, cloro de piscina, sal de mar y otros elementos que lo dañan más. Por lo que en invierno lo ideal es cortarlo más seguido, tratarlo con masajes capilares, máscaras y shampoos profesionales. Cosa de llegar a la primavera con un cabello sano, listo para soportar la mejor temporada para lucir nuevos colores, mechas, tendencia, etc.”.

Por su parte, Andrés García expresa que “es muy relevante el uso de protector térmico, ya que en invierno se hace más frecuente el uso del secador”. Para el hairstylist de Pichara, siempre, antes de secarse el pelo con aire caliente, hay que utilizar productos con protección térmica. “En Pichara tenemos de las marcas Bonmetique, Davines, Elgon, Sea Hair y Mood”, puntualiza.

Finalmente, tal como lo señala Gabriela Beaumont, quienes se planchan el cabello (sea invierno, verano, etc.) deben aplicar siempre un protector térmico, “ya que el calor de las herramientas daña el cabello sin vuelta”.

Ojo: Tome nota

*Las peinetas son más apropiadas para los cabellos cortos, no se recomiendan para cabellos largos ni uso diario.

*Solo los peines de dientes muy separados sirven para cabellos largos y para cabellos rizados.

*Para pelo liso, lo mejor es un cepillo suave.

*Para hacer un brushing (peinado con el secador, alisado y con movimiento), el cepillo debe ser de cerdas (no metálico) y redondo de gran diámetro. También sirve para moldear la chasquilla o flequillo.

*Los cepillos más modernos tienen un mango hueco que permite que circule el aire mucho mejor.

*Los cepillos planos ayudan a peinar los cabellos planchados y alisados, sin friz en el uso.

*Después de cada uso no hay que olvidarse de lavar el cepillo, sacar los cabellos que quedan enredados, y cada cierto tiempo lavarlos con un poco de shampoo neutro y dejarlos secar al aire. Eso mantiene la higiene del cepillo y su durabilidad.

*Recuerde que hay cremas y aceites para peinar el cabello sin tironearlo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos