Noticias

Cómo cuidar la salud y preparar la casa de cara al frío invernal

Meteorología adelantó que el invierno 2022 tendrá en promedio mínimas más bajas. Expertos en medicina y construcción enseñan lo que hay que hacer para combatir las heladas.

El pasado martes 21 de junio empezó el invierno en Chile Continental. En ese momento se vivió el solsticio de invierno, que es el momento en el que el Sol está más alejado del Ecuador terrestre, por lo que se produjo la noche más larga del año 2022.

Y los tres meses que vienen serán un periodo en el que hay que tomar resguardos principalmente por el frío, dado que las perspectivas de lluvia son malas.

Al menos eso es lo que adelantó la Dirección Meteorológica de Chile, DMC, organismo estatal que señaló que en este invierno se mantendrá -tal como lo vemos desde hace muchos años- con una tendencia bajo lo normal respecto de las precipitaciones, lo que acrecienta el lapso temporal de la megasequía que nos afecta desde el año 2010.

Y ello va aparejado con la presencia de temperaturas mínimas en promedio más bajas de lo habitual entre La Serena y Puerto Montt, la zona más poblada del país.

“En Santiago, por ejemplo, las temperaturas serán inferiores a 4º”, dijo la meteoróloga Alicia Moya, de la división de Servicios Climáticos de la DMC.

Y se proyecta un índice bajo lo normal en lo relativo a las temperaturas mínimas en el centronorte nacional, así como en los valles.

Así es que tomando en cuenta lo anterior, bien vale la pena recordar y refrescar diversos consejos para para evitar las enfermedades y patologías vinculadas con el frío y estar protegidos del ambiente gélido al interior de las viviendas.

RECOMENDACIONES PARA EVITAR ENFERMEDADES

Llegó el frío, y con él aumentan las consultas médicas, especialmente en menores, situación agravada por el empeoramiento de las condiciones de ventilación, la contaminación intradomiciliaria y el alza de los virus respiratorios.

“Los contaminantes son irritantes naturales de la vía aérea, y sumados al aire frío de esta época producen lo que se llama broncoconstricción, es decir, se aprietan los bronquios y al paciente le cuesta más respirar y también eliminar la secreción. Aparte de la contaminación exterior, está la que se produce dentro de las casas, por ello hay que ventilarlas y usar calefacción no contaminante. Y, obviamente en la medida de lo posible, es recomendable evitar la exposición al frío”, señaló el doctor Jorge Dreyse, broncopulmonar y jefe del Centro del Paciente Crítico de Clínica Las Condes.

Con el ambiente gélido de esta época, también se dan muchos cuadros respiratorios que pueden afectar a la voz con disfonía (alteración de sus parámetros vocales e intensidad) o afonía (pérdida total) debido a faringitis, laringitis o amigdalitis.

Hay que cubrir la nariz y la boca al salir de la casa, para evitar los cambios bruscos de temperatura. También hay que tener cuidado con la calefacción, pues seca el aire ambiente y eso provoca la sensación de carraspera. Se recomienda mantenerse hidratado con agua tibia o infusiones y evitar el exceso de café o té, porque producen deshidratación”, dijo Sandra Rojas, docente e investigadora de la carrera de Fonoaudiología de la Universidad San Sebastián.

Y el académico de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello sede Concepción, Javier Maruri, entregó algunas recomendaciones para que durante el frío invernal la alimentación sea una aliada en la prevención de enfermedades.

Muchas veces el frío produce que queramos consumir menos agua, aunque tiene un rol importantísimo en todos los procesos del cuerpo. Pero beber infusiones calientes ayuda a mantenerse hidratado y a combatir el frío. Lo mismo pasa con las sopas, ojalá caseras. Otra buena alternativa es comer legumbres, por sus propiedades nutricionales”.

CONSEJOS PARA CONSERVAR EL CALOR EN LAS CASAS

Para estar protegidos del frío en las casas, hay varios tips.

Así lo dijo Luis González, jefe nacional de Especialidad de la Escuela de Construcción e Ingeniería del Instituto AIEP, quien recomendó revisar las filtraciones de puertas y ventanas y también aislar los muros de la vivienda.

“Son pocos los que realizan con anticipación en sus casas los trabajos requeridos para recibir al invierno. Pero aún estamos a tiempo para prepararnos. Hay que considerar cómo es la construcción y su materialidad, pues así es posible cubrir todas las necesidades”, dijo el experto.

Se debe revisar el estado de puertas y ventanas, pues si hay una filtración no se mantendrá la temperatura adecuada.

“Para solucionar este problema existen cintas selladoras. También es aconsejable contar con un buen sistema de cortinas aislantes del frío. Y las uniones de los marcos de las puertas pueden ser protegidas con materiales sellantes”, precisó González.

“Otra medida es colocar vidrios térmicos, que permiten reducir a menos de la mitad la fuga energética en comparación con un vidrio simple. Ello hace ahorrar significativamente en calefacción en invierno”, explicó Gonzalo Acevedo, gerente general de Vidrios Lirquén.

Para los techos, González recomendó hacer mantención y limpieza de las canaletas cada dos a tres meses. Y en el caso de viviendas de material ligero, es conveniente utilizar aislantes térmicos

“Una casa acondicionada térmicamente puede mantener el calor durante más tiempo, y eso ayuda a bajar el consumo de combustibles”.

Respecto de la calefacción, es vital que chimeneas, equipos de aire acondicionado y estufas sean siempre chequeados por expertos certificados, para asegurar su buen funcionamiento y contar con respaldo.

Por último, el representante de AIEP recalcó la importancia de ventilar el hogar, más allá del frío que pueda haber.

“Esa es la mejor forma de evitar posibles intoxicaciones por la calefacción a gas, leña o parafina, aún cuando lo esencial es protegerse del frío . Además, abrir las ventanas cada día previene tener humedad en las paredes y en las techumbres”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos