Noticias

Marco Antonio Ávila: “No quisiera pensar que algunas expresiones en mi contra tengan otro tipo de motivaciones”

El ministro de Educación analizó lo que ha pasado por la ofensiva opositora en su contra debido a un material de educación sexual de 2017.

Marco Antonio Ávila

Compleja ha sido esta semana para el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, por la ofensiva de la oposición en su contra por un programa de educación sexual de 2017, que significó amenazas de interpelación y acusación constitucional, y también polémicas referencias a su orientación sexual.

Pero el titular del Mineduc dice que tras la Cuenta Presidencial de ayer -en la que Gabriel Boric se refirio a él y a otras personas para rechazar lo que calificó como “retrocesos civilizatorios”- se siente reforzado y muy apoyado.

“Agradezco el apoyo del Presidente y lo entiendo como una valoración global a la gestión hecha en el ministerio. Y eso inspira a seguir trabajando y a buscar, en base al diálogo, la mayor cantidad de soluciones para el sistema educativo. Esa es mi tarea esencial, y solo me cabe lamentar la situación generada por esta polémica, basada en un material de otro Gobierno y que siguió en dos periodos presidenciales”.

-¿Cómo se ha sentido con lo de la semana? El diputado Sergio Bobadilla, de la UDI y de la Comisión de Educación, se refirió a usted en términos que chocaron a muchos....

- Lo más importante es avanzar en contar con espacios educativos de bienestar, seguridad y acogida para todos y todas. Esa es nuestra misión, y es lo que está mandatado incluso por la Ley de Garantía de la Niñez, la Ley de Inclusión y tratados internacionales. No podemos dejar de lado a ningún estudiante, independiente de su condición, origen u orientación. Ese es el esfuerzo que estamos haciendo.

- Pero a usted ya lo interpelaron, y ahora podría repetirse aquello e incluso lo acusarían constitucionalmente, ¿cree que esto es más personal que institucional?

- No quisiera pensar eso, porque sería algo muy complejo... Yo soy educador, vengo del sistema, y por eso insisto en que no quisiera pensar que algunas de estas expresiones tengan otro tipo de motivaciones. Debemos centrarmos en lo que nos importa a todos, los niños y la niñas. Hay que seguir avanzando en construir no solo un espacio educativo que sea bien tratante, de bienestar y de acogida, sino que además sea uno en el que todos podamos convivir, independiente de quién seamos.

- Su nombre ha sonado en cada cambio de gabinete para salir, ¿hay autocrítica?

- Uno siempre hace autocríticas sobre su trabajo, pero rescato el hecho de que después de la pandemia tuvimos que poner en pie al sistema educativo. Y hoy tenemos un récord histórico de matrícula, con casi tres millones 600 mil estudiantes. Hemos resuelto importantes problemas de infraestructura y también las condiciones de la alimentación. E implementamos el programa de reactivación educativa integral.

- Pero en la Cuenta faltaron novedades en su campo, pues más bien se hizo un recuento de lo ya anunciado, ¿lo ve así?

- Tras la pandemia y considerando los problemas inflacionarios mundiales, hay que destacar algo vital en la comparación con otros países. Chile ha mantenido derechos sociales de sus estudiantes. Parece muy normal que el sistema educacional siga funcionando en la entrega de útiles, libros escolares y alimentación. Y la verdad es que eso no es muy común, dado que muchos países perdieron esos aportes. El Presidente nos sigue mandatando en impulsar la normalización del sistema educativo, para que los escolares vuelvan a clases, asistan todos los días y aprendan lo que tengan que aprender.

- El Colegio de Profesores se mostró decepcionado por las palabras del Presidente sobre la deuda histórica, al decir que no hay fondos para pagarla, ¿qué le dice usted a ellos?

- Comprendemos el sentimiento del gremio, pero destaco el llamado del Presidente a dialogar todo lo que sea necesario para poder aprobar con rapidez la reforma tributaria que permita financiar esa reparación y otros derechos sociales. Y no hay que olvidar que nos centraremos en responder a los casos más sensibles, de acuerdo a la actual situación fiscal. Por eso me voy a comunicar con el presidente del Colegio (Carlos Díaz), para invitarlo a seguir conversando. Pero lo claro es que hay que mostrar responsabilidad fiscal, razón que también explica lo relacionado a la posibilidad de condonar el CAE, que depende de nuevos pactos fiscales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos