Cristian Riquelme, el administrador de La Moneda que se encuentra en el centro de la polémica luego que su nombre haya aparecido en las investigaciones de los casos Caval, SQM y, últimamente, en contratos firmados por servicios de salud y empresas vinculadas a él, estaría preparando su defensa con miras a mantenerse en su puesto. Su idea es no renunciar, pese a las críticas. 

Así al menos lo indica La Tercera, medio que asegura que Riquelme se encuentra tranquilo y preparando un dossier con el que explicaría que los contratos del Fisco con las empresas que ahora están en manos de su esposa y un ex socio suyo, no estarían dentro del marco de la irregularidad. 

De hecho, se conoció que este último interrumpió su descanso con el objetivo de reunir información sobre los contratos para preparar así su defensa. 

Con ello, el ingeniero civil buscará así aminorar las críticas y mantener su puesto en La Moneda, considerado por ley “de exclusiva confianza” de la Presidenta. 

En ese sentido, tal como lo han recalcado diferentes autoridades de Gobierno, quien tiene la autoridad de removerlo o no únicamente es Michelle Bachelet, quien, al igual que Riquelme, se encuentra de vacaciones. 

Ambos tendrían una relación muy cercana, pues el actual administrador de La Moneda participó activamente de la campaña de la Presidenta. Ahí, también se habría gestado una relación entre Riquelme y Rodrigo Peñailillo, ambos militantes del PPD. 

Cabe señalar, de todas formas, que se cree que Riquelme no generaría la misma simpatía en otras autoridades y, de hecho, el vicepresidente Burgos declaró este martes que él tiene una opinión personal sobre la figura del administrador de La Moneda, pero que únicamente se la expresará a la Presidenta. 

Para eso, claro está, el ministro Burgos deberá esperar al menos hasta el lunes pues Michelle Bachelet, por su parte, tiene planeado regresar de sus vacaciones recién este 22 de febrero. 

PUB/JLM