El nuevo camarín de la Roja se olvida de Claudio Bravo

El fantasma del portero y capitán de la Selección chilena ronda en el inicio de la era Reinaldo Rueda. Las señales no son las mejores desde los referentes.

Por El Gráfico Chile

"Ahora si estamos todos!. Empezando este nuevo proceso con la alegría y esperanza. Y con el objetivo de volver a ser la selección que todo Chile se merece (sic)", escribió Arturo Vidal en su cuenta de Twitter el pasado martes, cuando se encontró todo el equipo de la Roja en Estocolmo para enfrentar a Suecia.

Ese duro mensaje se olvidó de Claudio Bravo, un reflejo de que el nuevo camarín de la Selección que lidera Reinaldo Rueda, que tras la polémica salida del capitán -anunciando que no aceptaba la convocatoria para estos primeros amistosos de la era del colombiano por decisión personal- parece dar luces de que el meta ya no es parte de este proceso.

Señales de sobra

Desde que Chile quedó fuera del Mundial en octubre y luego de las palabras de la esposa y la suegra de Bravo contra Vidal, el quiebre entre el portero y el volante fue evidente. Antes aparecían juntos en imágenes en redes sociales e incluso se intercambiaban mensajes y likes. Hoy ya no ocurre.

De hecho, el día en que Vidal subió la fotografía grupal en Estocolmo con la leyenda "ahora si estamos todos", gran parte del plantel de la Roja le puso "like" a la imagen, incluyendo a jugadores que tuvieron pasado por la Selección.

Mismo caso cuando el Rey puso a su llegada "lo más hermoso del fútbol es vestir la camiseta de mi país" y Gary Medel lo acompañó indicando "que lindo es volver a la selección". ¿Casualidad?

La distancia entre los dos referentes es evidente y además, el resto de los jugadores más grandes de la Roja no han dado luces de mayor apoyo a Bravo, al menos desde que llegó Rueda. De hecho, Vidal y Medel -que en su momento estuvieron alejados- hoy aparecen más juntos que nunca, tal como lo demostraron en su último encuentro por Champions League entre Bayern Munich y Besiktas.

Declaraciones cambiantes en la Roja

El primero que encendió la alarma fue Mauricio Isla a su llegada a Estocolmo, indicando que "es triste que el capitán no esté, pero es porque lo miro como jugador, como persona. Él tomó una decisión, pero tendrá que aclararlo bien. Si tiene la oportunidad de venir, lo hará. Sino, hay que dar la oportunidad a los compañeros que vienen".

"Cada uno se hace cargo de lo que se dice. Soy más de pensar en lo que viene ahora, los nuevos convocados y el nuevo entrenador (Reinaldo Rueda). Es lamentable que cosas extrafutbolísticas perjudiquen al equipo. Esta era la ocasión para que el grupo siguiera junto, trabajar de nuevo y llegar de la mejor forma el próximo año a la Copa América de Brasil", agregó el Huaso.

Alexis Sánchez también dio su punto de vista y si bien luego matizó en conferencia de prensa, a su llegada a Suecia también subió la misma fotografía grupal a redes sociales con la leyenda "familia", dejó entrever una alejamiento con el arquero del Manchester City.

"Ayer llegué en la noche, hicimos una reunión con todos mis compañeros, hablamos del nuevo entrenador, de la eliminación, de lo que pasó con Claudio. Cada uno dijo las cosas a la cara entre nosotros, aclaramos el tema, de que no hablemos más de Claudio. Vamos a zanjar el tema. Dijimos que quién se atrevía a hablar y aquí estoy presente sacando la voz por mis compañeros", dijo en su rueda de prensa a los medios.

"Llamé a Claudio, hablé con él, le dije que era importante que estuviera con nosotros, lo entiendo. Acá están las puertas abiertas para él, lo que se dice afuera, que peleamos y todo es algo que tenemos que solucionar acá. De lo que él dice creo que tiene que venir y hablar con ustedes para explicarlo. También le dije que él se tiene que sentar con nosotros a hablar. Nosotros somos una familia, incluyendo a Claudio y él lo sabe, yo estaría feliz de que fuera parte del proceso", agregó Sánchez, sacando chapa de líder.

Y sobre lo que publicó Vidal, Alexis quiso poner paños fríos y sentenció que "el Celia (Vidal) siempre pone cosas en las redes y me parece que ustedes lo pueden mal interpretar algunas veces. No hablaremos más de la polémica, sino que sólo del partido del sábado".

Medel no abandona, Pizarro pide unidad y Rueda se enoja

Luego de que el presidente de la ANFP, Arturo Salah, no quisiera referirse a la automarginación de Bravo en la Roja cuando enfrentó a los medios en Europa, este viernes se dieron dos nuevos capítulos.

Medel en una entrevista en Italia dijo que "siempre voy a estar disponible para la Selección", ya asumiendo su nuevo rol de líder, agregando que "es correcto tener una mezcla de jóvenes y jugadores expertos, yo voy a tratar de ser un ejemplo para los talentos chilenos".

Mientras que en Chile, un histórico como David Pizarro también tuvo comentarios para esta situación, indicando en conversación con a El Gráfico Chile que "yo renuncié, pero en circunstancias totalmente diferentes. Creo que lo más simple que hay hacer es tratar el tema entre los jugadores, eso se debería resolver sin ningún tipo de problemas, porque esto no es la primera vez que pasa y va a seguir pasando, no se va a detener acá. Lo que tiene que resolver Claudio es su situación con Arturo (Vidal) y también tiene que hablar con Reinaldo Rueda, porque se encontró en una situación bastante incómoda. Todos ellos son gente grande, que tienen que pensar por el bien de todos, tienen que poder resolver el tema. Claudio es un jugador demasiado importante para la selección y no nos olvidemos que nos ha dado mucho".

Rueda, en tanto, se vio muy enojado ante la insistencia por el tema Bravo en la conferencia de prensa de hoy: "Él fue muy claro, tenía una situación y una posición que había tomado. Desafortunadamente para mí y para la selección es una lástima que no pueda estar. Lo queríamos y por eso insistimos hasta último momento. Él tomó la decisión de marginarse a través de un Twitter y después de eso no conversamos".

Ante la insistencia por conocer más detalles sobre la marginación del capitán de la selección chilena, el colombiano agregó que"es una decisión muy respetable que tomó Claudio. No es positiva (la baja de Bravo), aspirábamos a contar con él por todo lo que significa su participación para nuestro proceso, pero tomó una decisión, es un hombre maduro, inteligente, de gran carácter, y hay que respetarla (su decisión), no podemos hacer nada más. Es una decisión de él". Y al final, ya muy molesto decidió cortar por lo sano: "Es una conferencia de prensa para el partido de mañana. Por respeto a la federación sueca y para el fútbol chileno por todo lo que ha hecho, no podemos entrar en una conferencia de prensa de un hecho que está claro. Ya saben mi posición, tema terminado".

Bravo no está en Suecia, pero su fantasma va a rondar por mucho tiempo en la Roja. Al menos, hasta que todo se aclare.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo