Esfuerzo Pyme

Catorce mujeres cuentan qué significa para ellas emprender

Hay historias de resiliencia, de ganas de salir adelante, de superar el miedo y de pasión que las hace entregarse por enteras a sus emprendimientos.

El 19 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Mujer Emprendedora. ¿Y qué se conmemora en este día? La lucha constante, paciente y justa de las mujeres por igualdad de condiciones en todos los aspectos de la vida.

Ya se sabe que la mujer, generalmente, gana menos que un hombre en funciones similares, que deben esforzarse el triple para demostrar su validez profesional. Se habla y habla de este aspecto, pero las soluciones llegan lentas, muy lentas. Tanto que da la impresión de que en fondo la estructura se resiste a realizar las transformaciones.

Pero la mujer se las ingenia. Ella sabe lo que significa y como luchar para salir adelante. Y si hay que ponerle el hombro, lo ponen. Por ellas, su familia y la sociedad.

Yo veo a la mujer emprendedora como una persona con la capacidad de tratar de igualar la cancha en lo que es la desigualdad que existe en termino de género, social y empresarial. Porque una mujer emprendedora, al fin y al cabo, es una empresaria que tiene además la capacidad de empatizar con su medio y hacerlo crecer con ella”, asegura Marysol Heressman, fundadora de Amai masa madre y de Amai Magazine.

Primero ellas

Esfuerzo Pyme y Publimetro contactó a 12 emprendedoras, cuyas historias hemos mostrado para hacerles una pregunta: ¿qué significa ser emprendedora? Y en sus respuestas se nota de inmediato un orgullo por lo hacen y lo que han logrado con su esfuerzo.

“Nunca pensé que esa decisión de emprender, que tomé con tanto miedo, cambiaría no sólo mi vida, sino que también mi forma de ver y enfrentar la vida. Sin duda es la mejor decisión que he tomado y la que agradezco a cada momento”, son las palabras emocionadas de Pamela Herrera, quien fundó Big Mamacita.

Vivian Lerner, por su lado, resume emprender, en una palabra: pasión. De ese concepto luego sale todo. Y así lo hizo cuando con determinación inició Laqueen. “Para mí ser emprendedora es tener pasión por lo que uno hace. Es tener ganas, tener fuerza y si no está, buscarla. Sin duda es un proceso difícil, lo ha sido para mí, pero es también lo más gratificante de mi vida profesional. Cada día me emociono con los logros. Ser emprendedora es sacar fortaleza constantemente e ir aprendiendo de todo en el camino”.

Dulce terapia de 24/7

Para Paola Astudillo, del colemono El secreto de la nona, ser emprendedora significa estar lo más lejos de una zona de confort: “Significa también abrir tu mente para identificar todas las acciones y estrategias que le permitirán a tu emprendimiento crecer. También es reconciliarse con el concepto de riesgo. Uno tiene que aprender a dar los pasos en la medida que no te quiten el sueño y en lo más personal, emprender significó abrazar un flotador que me salvó financiera y mentalmente luego que me diagnosticaron cáncer”.

Colemono y consejos para emprender

Aunque Carola Burg no inició este emprendimiento, lo hicieron su opi (abuelito) y omi (abuelita) que llegan a Chile arrancando de la Alemania nazi en 1939, tomó una posta con orgullo: ser tercera generación de familia chocolatera en Dos Castillos. Y fue de ascendentes que entendió que emprender “es atreverse a ir atrás de tus sueños, persistir, escuchar y entender las necesidades que hay en el mercado y adaptar tus ideas a ese camino. No tener miedo y persistir aún más, hasta alcanzar tu objetivo”.

Las mascarillas ya son algo de nuestro diario vestir. De eso se dieron cuenta hace ya dos años Angie Gatica y Caroline Monypenny. Las socias fundaron Mascarillas alegres. “Emprender es un riesgo. Es estar 24/7 a carago del emprendimiento. No lo sueltas, no puedes soltarlo. Estás trabajando a cada momento. Eres tu propio jefe, es entretenido y estresante. LO bueno y gratificante es que siembras y cosechas de manera directa y ayuda mucho de ego. Te demuestra que uno puede hacerlo, que nada es imposible y que, si se cierra una puerta, puedes abrir una ventana”.

Mascarillas alegres y lavables

Levantarse, nadar y soñar

“Siempre he sido una emprendedora. Para mí tiene que ver con tirarse a la piscina y nadar, nadar y seguir nadando para avanzar. Si uno dejar de nadar, no se mueve. Esa es mi analogía. Ahora, depende de una cómo hace el viaje. Puedes hacerlo entretenido, poniendo tus propios límites, estableciendo ritmo y metodologías de trabajo, porque si braceas como loca, te cansas y te hundes”. Así de gráfico explica su visión de lo que significa emprender para Verónica Bernaschina, una de las tres amigas fundó BeRoots, alimentación consciente.

La historia de Isidora Campagne es de una notable reinvención. Durante toda su vida soñó con trabajar en hotelería y el turismo, y alcanzó a cumplirlo. Pero llegó el Covid, perdió su trabajo, rompió una relación de pareja importante. Y supo reinventarse, así fundó The Hotel Mood, toda la experiencia de un hotel cinco estrellas en una caja. Pensando en esta historia es que para ella emprender “significa no rendirme. Significa haberme levantado y no parar nunca más. Significa que puedo solucionar con aquello que tengo y sé y llegar a más y más corazones. Eso es ser emprendedora”.

El café va donde usted esté. Café sobre ruedas. No, mejor dicho, un coffee bike se lo lleva donde usted esté. Esa es la idea del emprendimiento de Pangui Coffe. Un emprendimiento pensado, fundado y empujado por Bárbara Rodríguez y Francisca Miranda. “Para nosotras emprender ha significado esfuerzo, mucho trabajo y constancia, pero sobre todo satisfacción por hacer lo que nos apasiona y aportar a la sociedad cultivando la cultura cafetera en chile a través de un comercio justo y circular”, explicó Francisca.

Estilo de vida, de mirar el futuro

Para Ángela Gaete, fundadora de Milu Pet, emprender “es un estilo de vida que tomé hace años. Es afrontar tus miedos e ir más allá. Es perseverancia y saber que te vas a caer y tener que encontrar las fuerzas dentro tuyo para pararte y seguir adelante y para volver a reinventarte cada vez que sea necesario. Para sacar las energías, para trabajar de lunes a domingo sin descanso, sin vacaciones, sin horarios. Es algo muy bonito que te incentiva todos los días a seguir creando, a seguir reinventándote. Es ser valiente, el emprendedor es muy valiente”.

Milú Pet, amor incondicional por los animales

“Emprender para mí ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Sin embargo, no es fácil. Hay que estudiar, mantener vigente, vigilar múltiples aspectos. Pero lo más importante para emprender, es que te guste lo que haces, que visualices tu proyecto a futuro. También tener mucha paciencia, porque hay momentos buenos, malos. Le digo a todas las mujeres que les gustaría emprender, que lo hagan, que se atrevan sin miedo. No hay mucho perder sino mucho que ganar”, es el mensaje de Giovana Gallardo de Arawi Cacao.

En la moda es moda reutilizar. Darles una segunda vida a las confecciones. Eso captó Carolina Vera, fundadora de Bazar VNTG. Por eso para ella emprender es crear un nuevo proyecto sobre la base de una oportunidad que detecta. Por eso para ella los emprendedores “son personas súper tenaces que, si bien tienen miedo al principio, sacan la parte buena de las caídas porque emprender no es fácil. Creo que también hay que ser apasionado y tener mucho corazón, es muy importante que las personas que emprendan la idea que tengan sea una pasión, porque eso marca la diferencia”.

Visión de género

Karin Yanine se define como una emprendedora de toda la vida. Y al hablar de las oportunidades que se ha creado y le han llegado, se emociona. Por eso para ella emprender “es un regalo que me da la oportunidad de reinventarme, aprender y empoderarme día a día de mi propia vida”.

Karin Yanine emprendedora deportiva

Irma Sanquea, fundadora de Aymar Warmi, asegura que ser emprendedora demuestra la capacidad que tienen las mujeres de enfrentar diversos problemas y convertirlos en oportunidades. “Esto tiene una clara relación con todo nuestro ser, con todo nuestro empoderamiento como mujeres cuando nos damos cuenta de que podemos hacer cosas maravillosas. Ya sea con nuestras habilidades manuales como también con nuestras capacidades socioemocionales, por lo que somos capaces de visualizar dónde existe un problema para entregar una solución y cuando emprendemos eso es lo que entregamos a nuestros clientes o consumidores: una solución a su problema o necesidad”.

Y para finalizar, Solange Treguear, de Basilur, “emprender es correr riesgos en pos de tus sueños y de la comunidad”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos